Vacaciones bajo el sol

Hay sensaciones que nos invitan a escapar, a detener el calendario y olvidar nuestra rutina. Son sensaciones tan poderosas e instintivas que nos impulsan a viajar cientos de kilómetros para vivirlas.

Sentir la arena, el sol y el mar en nuestra piel es una de ellas.

La playa es un anhelo que despierta nuestra imaginación; es un destino que nos relaja, nos inspira y nos pone en contacto con lo natural. ¿Ya estás listo para disfrutar de tus vacaciones bajo el sol?, te compartimos los secretos de 5 playas únicas que te sorprenderán.

Contenido Relacionado

6 destinos de moda que no te puedes perder
Últimos rincones para viajar sin tecnología

Lee nuestra crónica bajo tu propio riesgo: el deseo de dejar todo y querer escapar a conocerlas será inevitable.

Matira Beach, Bora Bora. Polinesia Francesa.

Arena blanca, aguas color turquesa y palmeras, Matira Beach es un paraíso tropical que honra los sentidos: la textura de la arena, los colores del cielo al atardecer, el aroma de sus platos típicos y el sonido de las olas te llevarán a un mundo de sensaciones extraordinarias.

Matira Beach tiene el exotismo de una isla remota pero cuenta con todos los lujos y comodidades de un gran destino turístico. Redescubre el encanto de la tranquilidad y el placer de los sentidos en un oasis natural.

El Nido, Palawan. Filipinas.

El Nido es uno de los secretos mejor guardados de Filipinas. A pesar de que el turismo masivo cada vez llega con más rapidez a nuevos destinos, esta playa permanece prácticamente virgen. El Nido está resguardado por imponentes formaciones rocosas que le aportan un carácter único, casi secreto.

El color azul del agua que baña esta playa es tan cristalino que en muchas áreas permite ver el fondo marino con absoluta nitidez. Esta playa es un destino obligado para el 2017, es la recompensa perfecta para quien desea encontrar un paraíso para sus sentidos.

Navagio Beach, Zakynthos Island. Grecia.

La belleza del mediterráneo en su máxima expresión. Navagio Beach es una joya griega que enamora a los aventureros que la visitan. A esta isla sólo se puede acceder navegando, lo que ha permitido conservar un entorno tranquilo, impoluto y sin multitudes.

Esta isla tiene la capacidad de confrontarnos con nuestro silencio y de remitirnos a un estado de tranquilidad que hemos olvidado. Navagio Beach es una travesía a la belleza más imponente que la naturaleza nos puede ofrecer.

Cala Goloritzé, Sardinia. Italia.

Italia es un país de belleza inagotable en todas sus regiones y Cala Goloritzé lleva esta belleza a nivel sublime. Declarada patrimonio de la UNESCO en 1995 este es un enclave que cautiva nuestros sentidos: aguas cristalinas y arena blanca a los pies de una colina donde la naturaleza crece de forma poética y salvaje.  Cala Goloritzé es perfecta si quieres sentirte en comunión con la naturaleza y encontrar en ella tu inspiración.

Anse Source d’Argent, La Digue. Seychelles.

Las Islas Seychelles son una diminuta porción de tierra firme en medio del océano índico. La belleza de este territorio radica en su carácter indómito: aquí prevalece la naturaleza y la mano del hombre es apenas reconocible.

Agua cristalina, vegetación que crece en comunión de un entorno de piedras monumentales, arena blanca y olas que acarician con suavidad la superficie de la playa. Este destino, aunque lejano, vale el esfuerzo del traslado, su impresionante belleza nos marca para toda la vida.

 

  • Comparte en:

Comments are closed.