Un toque de Chanel

Chanel es una de las casas de moda de mayor tradición, con más de 100 años de antigüedad que le han permitido el crear piezas y acabados icónicos, materiales como el tweed o el matelassé ahora forman parte intrínseca de la marca y es imposible separarlas de todo lo que esta representa. Pero a pesar de su largo legado, no deja de reinventarse cada temporada.

En esta ocasión presenta su nueva colección de gafas Otoño-Invierno 2015/16 incluyendo algunos de sus acabados más famosos: el matelassé, la cadena y el tweed.

Para el matelassé, escogió monturas traslúcidas que se complementan con colores brillantes como azul glaciar, verde agua, rosa antiguo y marrón glacé. Este también se encuentra en los lentes que incorporan el detalle de la cadena, un elemento recurrente en la comunicación de Chanel, la cadena hace su aparición de manera elegante en las patillas de las monturas, con terminación en piel de cordero con efecto matelassé o en acetato.

Pero es el tweed el detalle más emblemático de la casa de moda, diseño que se reinventa exclusivamente para esta línea de gafas de sol. La colección se materializa como un destello de acetato color mate acabado con un efecto tweed en las monturas mariposa ultra femeninas o, en modelos rectangulares más masculinos. Las gafas se caracterizan por una gama de colores sobrios como el negro, azul, azul marino o violeta, o por tonos pardos como el marrón, amarillo, verde oliva o gris. Con su cruda apariencia, las monturas están suavizadas por un delicado logo CC en metal en las patillas.

  • Comparte en:

Comments are closed.