Un Puente para el Arte

La metáfora del “arte como puente cultural” es real en el sureste mexicano con el Museo Elevado de Villahermosa (Musevi), un andador peatonal que conecta dos lagos, el vaso Cencalli y la Laguna de las Ilusiones, y que desde mediados de 2011 funciona como espacio para el arte.

La estructura de concreto y metal, diseñada por un equipo de arquitectos encabezados por Enrique Norten, se eleva unos ocho metros por encima del Paseo de las Ilusiones de Villahermosa y es sostenida por un mástil de 30 metros de altura –visible desde casi cualquier punto de la ciudad–, que la sujeta con tirantes. Musevi forma parte del proyecto urbano Paseo Tabasco, que colocará a Villahermosa como eje cultural y turístico del sureste del país.

  • Comparte en:

Comments are closed.