Saint Tropez, Saint Barth y Sankt Moritz la gran triada del «jet set» para vacacionar

Cómo no envidiar la vida del «jet set», tan solo la idea de ser parte de este grupo de élite que puede darse el lujo de viajar por placer a cualquier lugar del mundo es suficiente para comenzar a imaginar los destinos a los que podríamos ir; y es que ¿a quién no le gustaría pasar el verano navegando en un yate privado por el Mediterráneo y los inviernos en los helados Alpes practicando esquí o cualquier otro deporte que involucre mucho estilo?

Mientras unos nos dedicamos a soñar, ellos ya decidieron su próximo destino vacacional y comienzan a hacer una lista mental de qué prendas de alta costura no deben de faltar en su maleta, ¿a dónde van? Cuando el mundo es tu patio de juegos las opciones son infinitas, pero sabemos bien que los favoritos de muchos son estos tres destinos donde el lujo se encuentra en cada grano de arena, o copo de nieve: Saint Tropez, Saint Barth y Sankt Moritz.

Saint Tropez

Foto de luxurylaunches.com

¿Quién no ha oído hablar sobre este paradisiaco destino? Ubicado en la siempre glamorosa Costa Azul en Francia, su nombre es referente de prestigio, con sus playas de arena fina, opulentos cafés, tiendas de diseñador, y puerto donde encallan suntuosos yates; es el destino por excelencia de los «jetsetters», estrellas de cine, futbolistas, multimillonarios y socialités, no por nada unos de los pasatiempos favoritos en la ciudad provenzal es el avistamiento de estrellas. Su temporada alta comienza en mayo, con la llegada de las «bravades», el festival cultural más importante de la ciudad, que celebra a su santo patrono así como la formación de su ejército; música, bailes y desfiles son la constante de estas fiestas que muestran a un St. Trop –llamado comúnmente así por los locales– muy distinto al glamoroso del que todos hemos oído hablar.

Saint Barth

Foto de dailysaintbarth.com

¡Ah, el Caribe! La promesa de largas tardes de verano frente al mar, una piel dorada por el sol y palmeras que se mecen con el aire caliente, típico de la región del ecuador, solo puede ser superada por la sensación ultra lujo que está diminuta isla volcánica ofrece a todo el que la visita –y que puede pagarla–. También conocida como el club francés más selecto del Caribe, St. Barth ofrece una veintena de playas prístinas, ideales para ver y ser visto, entre ellas se encuentra «Anse de Grande Saline», la playa más fotogénica de St. Barth y nombrada la quinta mejor playa del mundo. Entre las actividades favoritas de sus millonarios huéspedes y visitantes están windsurf, kitesurf, buceo y snorkeling, estas dos últimas son ideales para conocer la amplia fauna marítima de la isla, como tiburones nodriza, tortugas marinas, y apreciar su arrecife de coral.

Sankt Moritz

Foto de dailymail.co.uk

La divina trinidad del «jet set» no podría estar completa sin nuestro tercer destino de prestigio: oculto en los nevados Alpes, St. Moritz es quizá la estación de esquí más famosa del mundo y, por supuesto, la más cara. Año con año, los miembros del «jet set» caen rendidos ante su lujoso estilo de vida alpina, deliciosa gastronomía y panoramas que dejan sin respiración a más de uno. Esta primorosa comuna suiza, ha sido sede en dos ocasiones de los Juegos Olímpicos de invierno, así como del Campeonato Mundial de Esquí Alpino. Durante el verano St. Moritz se transforma para ofrecer actividades como senderismo, equitación, tenis y hasta golf, también es posible gozar de románticos paseos por el lago en un tradicional coche tirado por caballos o pasar la tarde disfrutando de sus milenarios y elegantes spas.

  • Comparte en:

Comments are closed.