Rock and Roll: una travesía sonora por los mejores festivales en 3 países.

Cuando a finales de la década de 1940 los guitarristas de blues se atrevieron a tocar con una furia tan provocativa como visceral, nunca imaginaron que ese nuevo ritmo se convertiría, 67 años después, en un movimiento que convocara, en un fin de semana, a más de medio millón de personas en 4 ciudades latinoamericanas: El Rock and Roll, más ecléctico que nunca, sigue siendo un ritual irresistible.

Esta es nuestra crónica de un fin de semana en el que Guadalajara, Monterrey, Buenos Aires, Argentina y Santiago de Chile vibraron con la música. 72 horas. 3 países. Más de 180 grupos y un género eternamente joven y seductor.

Festival Roxy, Guadalajara.

La figura de Morrissey trasciende el rock: vegano irredento y provocativo, el británico es un mito de la cultura pop y las más de 25 mil personas que asistieron el sábado a la primera edición del Festival Roxy lo comprobaron. El ex líder de los Smiths, con una trayectoria de tres décadas, fue amo y señor del escenario; arrancó su recital con el clásico “Suedehead” y desde los primeros inconfundibles acordes el público se entregó al cantante de “First of the gang to die” y “There´s a light that never goes out”.

Placebo, Fito Páez y Smash Mouth cumplieron con creces con las expectativas de un público severo y conocedor, que en las primeras horas de la madrugada del domingo aún bailaba con el ritmo de los australianos Empire of the Sun.

Contenido Relacionado

Todos tienen un lugar en el Roxy Music Fest
Ondas sonoras vibrantes: EL Jazz por todo lo alto

 

Pa´l Norte Festival, Monterrey.

Bajo un sol implacable, el viernes 31 de marzo y el sábado 1 de abril, Monterrey recibió a algunos de los grandes exponentes del rock contemporáneo como The Killers y M.I.A. Sin embargo, lo más emblemático de Pa´l Norte es la reivindicación de “lo norteño” como expresión cultural. Música, comida, folklore y calor fueron el entorno perfecto para un festival único en México.

La asistencia de más de 170 mil personas a la Plaza Fundidora demostró con elocuencia que el Rock and Roll goza de cabal salud.

Lollapalooza, Santiago.

El Rock tiene una cualidad única: no conoce barreras; el eclecticismo es parte de su naturaleza y en el Festival Lollapalooza que se llevó a cabo en Santiago de Chile esta cualidad fue evidente. Compartieron escenario propuestas tan diversas como Metallica, The Weeknd, The Strokes, Duran Duran y Rancid: del pop, al ska; del punk, al metal; del rap, al hardcore, ¿quién dijo que la música excluye y separa?

Los veteranos de Metallica, con una trayectoria dedicada al estruendo sonoro, fueron el plato fuerte de un festival que reunió a más de 60 grupos.

 

Lollapalooza, Buenos Aires.

Buenos Aires también recibió al Festival Lollapalooza y más de 200 mil personas fueron parte del ritual del rock, de su increíble capacidad para unir la adrenalina, la diversión, y la celebración.

Ceremonia, Toluca.

Una mención particular merece el Festival Ceremonia celebrado en Toluca y que contó con Björk y Underworld, dos figuras destacadas del panorama musical contemporáneo que hicieron vibrar a los melómanos que asistieron a este festival musical y cultural.

La artista islandesa ofreció un show completamente novedoso para el Ceremonia. La intérprete de “Violently Happy” y “Venus as a Boy” mostró la épica y belleza que sólo puede lograr la música; por su parte Underworld, emblema de la música electrónica británica, puso a bailar a los miles de asistentes con sus ritmos frenéticos admirados globalmente desde la inclusión de su tema “Born Slippy Nuxx” en el soundtrack de Trainspotting.

Así, con un fin de semana vibrante, un género musical casi septuagenario, demostró que su juventud es eterna.

 

  • Comparte en:

Comments are closed.