Reimaginando el corset

Fueron el tormento de las mujeres durante siglos, apretando sus costillas y haciéndoles complicado el hecho de respirar. Los corsets se inventaron para acentuar la figura de la mujer, específicamente la cintura y está temporada hacen su reaparición. Pero tranquila, que está vez es distinto.

Todos los diseñadores nos proponen esta tendencia como algo externo y ya no como ropa interior intrincada e imposible de llevar en la vida moderna. Prada, por ejemplo, lo lleva en cintillas gruesas de algodón que se ajustan con lazos, al igual que Balmain, solo que cada uno en estilos muy distintos: el primero de forma navy retro y el segundo de manera elegante y en tonos pastel. McQueen sin embargo, utiliza el cuero para marcar la cintura a través de un conjunto de cinturones gigantes con diversas hebillas.

Los más arriesgados fueron Loewe y Tom Ford, quienes apostaron por los corsets con detalles metálicos. Quienes lo propusieron discretamente fueron Louis Vuitton y Proenza Schouler, al incluirlo en forma de tela que se amolda al cuerpo, o bien como parte de la misma pieza de ropa.

Contenido Relacionado

Fairytale: tendencias de cuento.
Total Look.

¿Y en la vida real? No te compliques demasiado, es fácil: utiliza cinturones anchos o cubre esa parte del torso de maneras originales; quizá incluso, si eres muy atrevida, puedas llevar un verdadero corset por fuera de una t-shirt colorida, o aún más sencillo un croptop encima de un vestido o camisa de vestir, y voilá.

  • Comparte en:

Comments are closed.