Recorrido histórico a través de los monumentos de Guadalajara

La historia tapatía está repleta de cultura y esplendor. Alcanzaría su máximo esplendor en la época Renacentista, y cuenta ya con 476 años de vida.

Basta con conocer a fondo sus monumentos para estructurar un relato que dicte la secuencia del tiempo en “La Perla”. La cronología que hoy emana esta ciudad, llena de color, es rica en tradiciones y eventualidades, que han modificado para bien este hermoso lugar.

Tomemos como inicio la Catedral de Guadalajara, en la que se auspicia al 9° coro más antiguo del mundo. Cuenta con cuatro frentes y torres puntiagudas y se coloca como un referente cultural a nivel internacional. Su primer piedra fue colocada en 1561 por fray Pedro de Ayala.

conoce-la-ciudad-de-guadalajra-catedral-de-la-ciudad

 

Otro lugar icónico es la Biblioteca Iberoamericana, cuyos inicios datan del 1591. En algún momento de la historia fue el colegio jesuita de Santo Tomás de Aquino y pasaría a convertirse en la primera Universidad de Guadalajara, en 1792. Amado de la Cueva y Alfaro Siqueiros fueron los encargados de decorar la cúpula monumental.

 

160715_biblioteca_iberoamericana_aniversario_aa_1

 

El Ex Convento del Carmen se coloca como uno de los parteaguas citadinos, pues contempla su origen en 1687 y sería parte de la remodelación urbana de la ciudad, en la que el edificio fuera separado del templo. Hoy en día es hogar de numerosas exposiciones y colecciones artísticas.

 

exconvento

 

El legado arqueológico se sitúa en el Museo Regional de Guadalajara, fundado en 1696, en el que encontramos piezas y utensilios de la cultura y costumbres de los pueblos autóctonos del México antiguo. Para los gustos más delicados, también ofrece un vistazo al esqueleto de un mamut.

 

museo-regional10-h-1160x773

 

El Palacio de la Cotilla, construido en el siglo XVII, en el que podemos apreciar el arte decorativo de la vida feudal en la China Imperial; el “salón de té chino” es el aula más importante, pues referencia a la época de la dinastía Qing.

 

Palacio de La Cotilla

 

Hombres y mujeres de importancia destacada han aportado mucho a la arquitectura estética de la capital cosmopolita; La Sala de los Magos, situada frente al Centro cultural Cabañas, es un claro ejemplo, pues Alejandro Colunga Marín se encargaría de esculpir en bronce figuras asimétricas, valiéndole el Premio de Arquitectura.

 

  • Comparte en:

Comments are closed.