The Plaza: joya histórica de Manhattan

Era un día caluroso cuando el Gran Gatsby y sus amigos decidieron ir a Nueva York y hospedarse en el Plaza, tal como lo hiciera el propio autor de la novela, Scott Fitzgerald.

Pero el lugar no es solo una fantasía también popularizada en la película estelarizada por Leonardo di Caprio.; el lujo y la fastuosidad de otros tiempos ahí siguen a orillas del Central Park y la Quinta Avenida, testigo de más de 100 años de lo mejor de la urbe de hierro.

¿Qué otro hotel podría presumir de haber aparecido en más de 40 películas de Hollywood y en un cuento clásico de la literatura infantil de Estados Unidos; haber hospedado a Eleanor Roosevelt o Mark Twain y estar ubicado en el epicentro de Nueva York?

No por nada el escritor Ernest Hemingway recomendaría a su amigo Fitzgerald que donara su hígado a la universidad de Princeton y su corazón al Plaza. Y es que desde 1907 no hay evento ahí que no haya sido importante ni hay celebridad que no se haya hospedado ahí.

Es uno de los hoteles más caros de la ciudad y del mundo; ello se nota cuando abres la puerta de cualquier suite. Todas están decoradas con lámparas y muebles clásicos a la vez que cuentan con tecnología de punta, gracias a una renovación completa luego de que el magnate Donald Trump la vendiera en 2005.

Declarado Patrimonio Nacional, el Plaza nació para alojar inquilinos de apartamentos –como la millonaria familia Vanderbilt– y huéspedes del hotel, entre ellos monarcas, presidentes, personalidades famosas y por supuesto personajes de literatura como Gatsby y Eloise, la niña del clásico infantil de Kay Thompson.

Según el cuento, Eloise es huésped permanente en el piso 18 del hotel. Su fama es tal que niñas de todo el país han llamado por décadas pidiendo hablar con ella. Desde 2010 se ofrece la suite Eloise para las niñas, una tienda para adquirir recuerdos de la pequeña y su famoso retrato que cuelga en uno de los corredores cerca del restaurante de alta cocina Palm Court, un espacio espectacular a la vez que ejemplo del refinamiento de los inicios del siglo XX.

El hotel ostenta amplios espacios y decoración Luis XV que remontan a la opulencia de otros tiempos, ofreciendo distintas opciones para hacer compras en un centro comercial, tomar una bebida o disfrutar de distintos menús a la carta en sus bares y restaurantes. Mención aparte merece el Food Hall Court en el sótano, que ha sido un éxito entre los turistas y neoyorkinos gracias a que reúne en un solo lugar todos los platillos favoritos de la ciudad en un ambiente menos formal –a muchos nos recuerda el Food Hall de Harrod’s en Londres.

Aún cuando no fueras a hospedarte en el Plaza, date una vuelta y sé parte de la historia: imagina que escuchas los gritos de las fans de los Beatles que ahí se hospedaron alguna vez y quizás, con suerte, ¡veas correr por los pasillos a la pequeña Eloise!

Para mayor información sobre la ciudad que nunca duerme, comunícate con nosotros. Tenemos opciones para todos los presupuestos y estamos seguros que te encantarán: promo@pregoviajes.com

Algunas películas filmadas en el Plaza:

North by Northwest
Perfume de mujer
El Gran Gatsby
Crocodile Dundee
Desayuno en Tiffany’s
Mi pobre angelito 2
Escándalo americano

  • Comparte en:

Comments are closed.