¿Piel deshidratada? Este producto tiene la solución

Nuestra piel se encuentra a diario expuesta a un sinnúmero de variantes, como el polvo, la contaminación y el sol, que provocan reacciones poco agradables en nuestro rostro que termina por deteriorarse al paso del tiempo.

En específico factores como el sol y el maquillaje que usas a diario provocan uno de los problemas más comunes para tu rostro: la deshidratación. Este problema desencadena a mediano plazo arrugas, flacidez e incluso escamación alrededor de nuestra cara. Es por esto muy importante aprender a leer las señales —a simple vista poco perceptibles— que nos permitirán descubrir el estado de nuestra piel para así revertir el daño causado por el estilo de vida al que estás acostumbrada.

En primera lugar es necesario realizar un análisis de la apariencia de tu piel frente al espejo. Busca si existe una deficiencia de sebo —visible en una piel luce opaca y sin brillo— si presentas escamas o incluso pequeñas arrugas. Posteriormente es importante realizar un examen táctil en dónde busques por una consistencia rugosa en tu piel e incluso por ligeras estrías presentes al realizar ligeros gestos cómo sonreír o levantar las cejas.

Cabe mencionar que a primera instancia una piel deshidratada provoca una sensación de incomodidad, por lo que si una mañana amaneces sintiendo  tu piel estirada, reseca e incluso irritada es posible que sean síntomas de deshidratación.

Después de conocer el estado de tu piel es importante actuar de inmediato, esto para evitar que el problema se extienda y desencadene afecciones mayores. Asegúrate de usar de inmediato humectantes que te permitan recuperar la lozanía de tu rostro y que además se convierta en parte de tu día a día. ¿Nuestra recomendación? la nueva Moisture Surge de Clinique. Con su tecnología auto-rehidratante —con base en jugo de aloe y cafeína— permite a tu piel obtener una fuente de hidratación continua hasta por 72 horas.

Además esta crema sella la humedad en tu piel para mantenerla con un aspecto fresco y luminoso, incluso desde la primera aplicación, lo cual la hace ideal para contrarrestar la deshidratación de manera casi inmediata.

Su versatilidad te permitirá usarla durante el día, antes o después del maquillaje e incluso como mascarilla para aquellos en los que sientes que tu piel necesita una hidratación extra. La sensación de frescura persiste incluso al lavarte la cara con lo cuál podrás sentirte segura sin necesidad de mirarte al espejo cada cinco minutos.

Por último su consistencia es suave y ha sido sometida a pruebas de alergias, por lo que si tu piel tiende a ser sensible con la mayoría de los productos, podrás olvidarte de la preocupación pues no cuenta con parabenos ni aceites o perfumes que alteren el ph natural de tu piel.

Hidrata tu cara como nunca antes y disfruta de una nueva manera de cuidar de ti. Prueba la nueva Clinique Moisture Surge y cuéntanos qué te pareció.

  • Comparte en:

Comments are closed.