Origami: el bolso futurista

La afición de Issey Miyake no es secreto para nadie. El origami, tradición japonesa por excelencia, es inspiración constante en el diseño de este creativo. Ahora, para su marca Bao Bao, ha diseñado un bolso llamado Distortion y es, prácticamente, un robot que se dobla a sí mismo para tomar la forma del accesorio.

Con ayuda de la tecnología incorporada por el estudio de diseño digital N&R Foldings, el objeto pasa del estado plano al tridimensional, con la estética característica del diseñador: formas geométricas, futuristas y brillantes que dan la sensación de tener en manos un trabajo artesanal que ha viajado desde el futuro.

Miyake y el estudio digital exploran de este modo las nuevas técnicas de fabricación para el diseño industrial y de moda, así como las capacidades funcionales de la tradición artística japonesa.

 

  • Comparte en:

Comments are closed.