Objeto de deseo

Uno de los accesorios más apreciados por las fanáticas de la moda, uno de esos complementos que son la bandera de muchas de las firmas más relevantes de la industria; el bolso se ha convertido en un verdadero objeto de deseo que arranca suspiros y desata pasiones.

Especialmente creado para transportar pertenencias, el bolso tiene una connotación de privacidad que hace que forme parte de tu mundo más personal y menos compartido pero, al mismo tiempo, es sumamente presumido por su apariencia exterior.

La amplia variedad de diseños hace que en el mercado exista una oferta capaz de complacer todos los gustos pero sobre todas las cosas, que las consumidoras tengan la oportunidad de encontrar eso que hable de ellas mismas, de sus preferencias, de su estilo de vida, de su visión estética…

Por el lado interior, cada vez existe un mayor cuidado en los detalles que conforman esa parte a la que prácticamente solo tú misma accedes; es una especie de refugio, de rincón en el que cada mujer guarda hasta sus más grandes secretos. Es ahí donde se localizan esos objetos tan tuyos que hablan de ti pero solamente para ti.

Hoy en día, estos accesorios son presentados en un sinfín de formas que van desde las más clásicas y discretas, hasta las más llamativas y lúdicas. Últimamente, Olympia Le-Tan y Charlotte Olympia -¡qué coincidencia la de sus nombres!-han adquirido una significativa importancia en el medio de la moda por crear bolsos sumamente creativos, fuera de lo común, exquisitamente divertidos pero que igualmente expresan parte de la identidad de quienes los portan. Con el paso del tiempo, este tipo de artículos se convierte en coleccionable, por lo que su valor irá aumentando según pasen los años; no dejes de adquirir uno de ellos.

Sin embargo, también hay piezas tan ricas, funcionales, fáciles de combinar e icónicas, que nunca pasarán de moda y que representan una gran inversión, puesto que son igualmente capaces de trascender en el tiempo. Un Kelly o un Birkin de Hermès, por ejemplo, serán por siempre fieles representantes de esa mujer sofisticada que aprecia el valor de una pieza sempiterna, de una obra que ha sido creada con el corazón para albergar una parte del tuyo.

  • Comparte en:

Comments are closed.