Nada en Belice ¡como pez en el agua!

Observa un mapa satelital de las costas de Belice y te darás cuenta de algo revelador: el agua aparece de un color verde turquesa intenso, tanto que cualquiera se preguntaría por qué. Es que ahí se encuentra la segunda reserva de arrecifes de coral más grande del mundo y cada vez son más quienes la descubren.

A lo largo de la costa de Belice se despliega la riqueza de la vida marina en enclaves coralinos de una fauna y flora tales que se dice que los científicos apenas conocen el 10 por ciento de lo que habita en la serie de cayos o islas de coral que adornan el archipiélago.

Según diversos estudios de tendencias, este Patrimonio Natural de la Humanidad según la UNESCO se está convirtiendo en uno de los destinos más populares del mundo. ¡Y no es para menos! Justo en la frontera con México y relativamente cerca de la Riviera Maya, la región alberga la Isla de Ambegris, un paraíso para quienes gozamos la explosión multicolor de los arrecifes y que ha sido inspiración del juego de video Creed Black Flag, en busca de tesoros escondidos.

En estas costas, sin ser experto puedes descubrir con esnorquel o buceo las tortugas marinas, langostas gigantes o mantarrayas que habitan en el fondo cristalino. Pero si en verdad quieres aventurarte a lo grande debes visitar el Gran Agujero Azul. Se trata de un hoyo que se formó al colapsarse el techo de una cueva cuando la Era de Hielo terminó y las aguas subieron de nivel hace diez mil años. Su profundidad de 123 metros alberga una de las faunas marinas más ricas del planeta y se considera un fenómeno único en el mundo. El Agujero Azul está en un atolón que puedes visitar durante un día en lancha, al igual que hiciera el famoso investigador Jacques Costeau.

Algo que llama mucho la atención de Ambergris es que pese a ser un destino relativamente popular, aún mantiene intacto su entorno natural y se niega a crecer como un resort de grandes torres y complejos turísticos. De ahí que incluso en San Pedro, la ciudad donde puedes alojarte, se respira un ambiente tranquilo y en directo contacto con la naturaleza.

Para los que vivimos en México el país vecino nos permite conocer cómo son los atolones sin necesidad de viajar hasta distantes regiones del Pacífico. Para planear tu viaje a Belice no dudes en consultar con nuestros expertos en PREGO. Nos encanta consentirte con las mejores opciones para emprender la aventura en los arrecifes de coral: promo@prego.com

  • Comparte en:

Comments are closed.