Mujeres que están revolucionando la industria de la tecnología

A lo largo de la historia las mujeres han logrado abrirse camino por sus propias manos para ocupar espacios antes pensados ser exclusivos para hombres. Áreas como la medicina, la arquitectura, la política, la economía, las artes, la ciencia y la tecnología se han visto beneficiados por aportes de grandes mujeres que día con día siguen su pasión, buscan llegar más lejos y romper con los prejuicios que se han creado.

Muchos conocemos la historia de Ada Lovelace, genio matemático que durante las primeras décadas de 1800 hizo grandes contribuciones para el progreso tecnológico gracias a sus notas de algoritmos informáticos, algo inaudito en una mujer durante esa época. Ada es conocida como la profetisa de la era de la informática y la primera programadora de computadoras, camino que se labró gracias a su profunda pasión por el conocimiento y las matemáticas.

Así como ella, hoy existen cientos de millones de mujeres que están cambiando los rumbos de la industria tecnológica no solo en México sino en el mundo entero. Ellas son solo algunas:

Sheryl Sandberg

La mano derecha de Zuckerberg dentro de Facebook tiene un largo historial de romper barreras hasta llegar a formar parte de mesas directivas. Economista por Harvard, Sandberg creó la organización Women in economics and government y comenzó a ocupar importantes cargos: fue investigadora para el Banco Mundial y jefa de gabinete en la Secretaría del Tesoro en EEUU.

A partir del 2001, Sandberg se unió al equipo de Google como vicepresidenta de ventas online y operaciones hasta que, en el 2008, conoció a Mark Zuckerberg quien vio en Sandberg a la candidata perfecta para tomar la batuta en la dirección de operaciones de la prominente red social. En el 2012 Sandberg rompió un límite más al convertirse en la primera directora de la junta directiva de Facebook.

Whitney Wolfe Herd

Si algo podemos aprender de Whitney Wolfe Herd es que las caídas son la mejor inspiración para levantarnos y llegar más lejos. En 2014 Wolfe veía como Tinder, la app de citas que tomó al mundo por sorpresa y de la que fue cofundadora, cambiaba la forma en que los humanos se relacionaban; sin embargo, ese mismo año se vio forzada a dejar la compañía debido a las presiones por parte de los miembros ejecutivos, en específico su exjefe y exnovio Justin Mateen. Wolfe demandó a la empresa por acoso sexual, y aunque la compañía negó el hecho, Mateen fue suspendido y posteriormente renunció.

Hoy Wolfe se encuentra una vez más en la cumbre gracias a su nueva app de citas Bumble, que ha sumado más de 22 millones de usuarios registrados y está cerca de superar a Tinder en el mercado. Se trata de un movimiento que busca promover la equidad, empoderamiento, amabilidad al darle a las mujeres el poder de dar el primer paso para contactar a alguien del sexo opuesto, evitando así los mensajes no solicitados.

María Teresa Arnal

Mariate, como es conocida, comenzó una conferencia magistral titulada «Mujeres y digital: un mundo de oportunidades» en el marco de la Semana Nacional del Emprendedor haciendo esta pregunta: ¿cómo puedo usar yo la tecnología para aprovechar un mundo de lleno oportunidades? Como directora ejecutiva de Google desde el año pasado –fue la primera mujer en ocupar este cargo–, Arnal es una fuerte vocera del empoderamiento de la mujer en todas las industrias. Es miembro del International Women Forum, así como mentora de emprendimientos como Endeavor México desde donde busca aumentar el impacto femenino en la economía.

¿Por qué lo hace? Porque durante una investigación llevada a cabo por Google, llegó al impactante dato que del 70 % de las mujeres que han pensado en tener un negocio, solo el 13% lo han hecho debido a diversos factores entre los que destacaba el miedo. Por esta razón decidió enfocarse aún más en crear, a través de Google, herramientas que ayuden a empujar el ecosistema emprendedor femenino como lo es «womenwill», una plataforma que busca desarrollar y capacitar a emprendedoras para lograr sus sueños de emprendimiento.

Reshma Saujani

Después de incursionar en el ámbito político en los Estados Unidos, Saujani aprendió una dolorosa lección que estaba vigente en todo el mundo: mientras que a las niñas se les enseña a ser perfectas; a los niños se les enseña a ser valientes. Para Saujani, ahí es donde el problema comienza, económica y socialmente tenemos un déficit debido a que no enseñamos a las mujeres a tener las agallas para hacerle frente a un mundo rudo.

Es por esta sencilla razón que en el 2012 inició una compañía llamada Girls who code para enseñarle a las mujeres como programar, pues se dio cuenta que al hacerlo les estaba enseñando a ser valientes. Programar se trata de un continuo ejercicio de prueba y error, requiere perseverancia, requiere asumir riesgos; pero, sobre todo, requiere imperfección. Hoy, Saujani está emitiendo un poderoso mensaje a las mujeres en todo el mundo: no están solas. Al enseñarlas a ser imperfectas les estamos enseñando que no hay nada en el mundo que pueda detener sus sueños.

Ayah Bdeir

Cuando se le pregunta a Bdeir sobre quién es su inspiración ella responde sin dudar que son sus padres, quienes enseñaron a ella y a sus hermanas a amar la ciencia, las matemáticas y a seguir su pasión en cualquier ámbito: «ellos no creían en la diferencia de géneros; nos inculcaron a ser científicas, ingenieras, mujeres con carreras».

En el 2011, Bdeir comenzó su empresa littleBits Electronics con la misión de poner el poder de la electrónica en las manos de todos y simplificar tecnologías complejas para que cualquiera pueda construir, crear prototipos, e inventar. Bdeir es hoy considerada una líder en los movimientos Maker and Internet of Things, además de que ha participado en diferentes iniciativas para asegurar que el conocimiento tecnológico sea accesible para todos.

Cinco mujeres que vienen de entornos muy diferentes pero que su pasión por la tecnología y el conocimiento las ha llevado a revolucionar la industria. Sobretodo, hay algo que las une: la búsqueda para crear más oportunidades para empoderar a mujeres y hombres en todas partes del mundo.

  • Comparte en:

Comments are closed.