Mujer A | Bettyna Alfaro Ramírez, directora de Relaciones Públicas del gobernador de Jalisco

«Integral» es un adjetivo que describe a Bettyna a la perfección. Exitosa a nivel profesional, ha sabido balancear sus labores del día a día con su vida personal que también muestra un futuro brillante, en especial ahora que está por comenzar una familia. Amante de las playas mexicanas —y sobre todo del estado de Jalisco—, si hoy goza de tantas cosas positivas es porque se trata de una mujer determinada y trabajadora que no duda en enfrentar cualquier reto que se le pone enfrente.

Día con día, como parte del equipo del gobernador Aristóteles Sandoval, Bettyna Alfaro se dedica a asistir y organizar eventos, a mantener en comunicación permanente a los ciudadanos con el mandatario y también a atender los casos de crisis que sean necesarios. Debido a esto es imposible que su vida sea rutinaria: «Hay días en los que puedo despertar a las seis de la mañana, tomarme un cafecito, desayunar e irme a trabajar, pero hay otros en los que si hay una situación inesperada tengo que correr a atenderla a Casa Jalisco así sean las 12 de la noche», comenta sin queja. La pasión por su trabajo es evidente cuando habla de él: «Me fascina lo que hago porque me encanta estar en contacto con la gente y conocer a cada vez más personas talentosas. Gracias a lo que hago he conocido a personas muy célebres como al expresidente de Israel —Shimon Peres—, al expresidente de Uruguay —José Mujica—, a Plácido Domingo —un ídolo para mí que me encanta la ópera— y a un sinfín de personas jalisciences cuyos nombres ahora no son conocidos, pero que están poniendo en alto el nombre de nuestro estado».

En mancuerna con Aristóteles Sandoval ha trabajado desde que, antes de ser gobernador, fungía como presidente municipal. Por aquel entonces —hace ya nueve años— su carrera apenas comenzaba: «Me dieron la oportunidad, la tomé y comencé desde abajo, cargando cajas, sillas y equipos de audio en los eventos; a veces me mandaban a hacer encargos a colonias que yo ni conocía, pero gracias a eso fui conociendo cada vez más y mejor mi estado y fui sensibilizándome a todo». Hoy, después de casi una década de experiencia en un trabajo que requiere jornadas de hasta 18 horas al día, dice sentirse más tranquila gracias a que ha decidido concentrarse solo en el presente. «Mi pasado me hace ser quien soy, pero no pienso todo el tiempo en él, ni en el futuro. Lo mejor es vivir el momento, agradecerlo. Eso me ha hecho vivir más tranquila, relajada y feliz».

Su próximo reto es convertirse en mamá, un plan que ella y su esposo habían postergado para dedicarse a las carreras profesionales con las que tanto habían soñado. Ahora que ha llegado el momento ideal para hacerlo, cuenta: «Siempre fue parte de mis planes hacer crecer mi familia y tuve suerte de que mi embarazo haya coincido con la recta final de este gobierno, así que estoy muy feliz de poder seguir trabajando estando embarazada». Por supuesto no dejará su trabajo, sino que lo combinará con sus nuevas responsabilidades familiares. ¿Dónde la encontraremos? «Aún no sé en qué área estaré después, pero soy una apasionada del servicio público, de modo que estaré donde decida la gente».

Orgullosa de México y de Jalisco, tiene una recomendación para este año de elecciones: «Al votar piensen en las personas, no se dejen llevar por los partidos políticos. Investiguen lo más que puedan la trayectoria personal y profesional de los candidatos como individuos».

  • Comparte en:

Comments are closed.