Momentos para ti

Pasar una tarde sin preocuparte por el “tengo qué” o el “debo hacer”, con la única obligación de crear una energía de relajación es algo que todos deberíamos hacer.

No importa dónde te encuentres, simplemente busca un lugar tranquilo, disfruta de tu alrededor, escucha los sonidos y date a la tarea de disfrutar. De escuchar a tu propio yo, leer un buen libro, escuchar tu música favorita, o cerrar los ojos y dejarte llevar por vivencias y pensamientos positivos.

A la mayoría de nosotros, cuando nos regalamos un momento así, nos entra un complejo de culpa y sentimos que estamos desperdiciando el tiempo, con tantas cosas por hacer o cosas que ordenar y no nos damos cuenta que lo principal somos nosotros, y lo importante que es ordenarnos nosotros mismos, disfrutarnos y obsequiarnos esos momentos especiales. Pensar en uno mismo es regalarnos vida y salud.

Siempre tendremos algo que hacer, sin embargo para poder funcionar al 100 es muy importante tener momentos de descanso, relajarnos, y pensar solo en uno mismo. No es egoísmo, es necesidad.

La vida no es fácil, y  debemos hacer lo posible por hacérnosla feliz, llenándola  de cosas y pensamientos positivos  y así transmitir a nuestro cerebro buenas vibras. Nos evitará problemas, nos bajará el estrés y nuestra presión arterial mejorará, estaremos  de  mejor humor y daremos así a los que nos rodean momentos de mayor calidad.

Busquemos ese momento especial y hagámoslo nuestro, sin preocuparnos por todo lo que debemos hacer, eso no termina nunca, regalémonos felicidad, cualquier momento es bueno y enseñemos a los que nos rodean, a respetar nuestro tan preciado tiempo.

  • Comparte en:

Comments are closed.