Moda cinematográfica

No es casualidad que tanto la moda como el cine, se hayan complementado para lograr una mancuerna que ha brindado estilo a las masas. Por un lado, la industria del vestir ha aportado al arte fílmico la posibilidad de caracterizar a sus personajes de la manera más efectiva, mientras que la industria cinematográfica le ha dado la oportunidad a grandes casas de moda y diseñadores, de conseguir una difusión verdaderamente grande.

Las estrellas son líderes de opinión en tendencias, la alfombra roja es una plataforma publicitaria sumamente efectiva; ¿quién podría olvidar a Sharon Stone llegar a la entrega de los Premios de la Academia, enfundada en una amplia falda de seda de Vera Wang con una camisa blanca de su esposo? La magia de ese paseo representa un medio cuyo impacto en la audiencia es altamente poderoso.

En repetidas ocasiones, el cine recurre a sus propios medios para la creación de vestuario, pero cuando se sirve del talento de los grandes nombres de la moda, logra ganar a la audiencia de una forma extraordinaria. Jean-Paul Gaultier diseñó todos los atuendos que portaron los actores de The fifth element (Luc Besson, 1997), mientras que Victoria Abril en Kika (Pedro Almodívar, 1993) fue vestida por el mismo diseñador para representar al personaje de Andrea Caracortada. Gaultier ha participado en infinidad de películas como La cité des enfants perdus (Marc Caro, Jean-Pierre Jeunet, 1995) y The cook, the thief, his wife & her lover (Peter Greenaway, 1989), La piel que habito (Pedro Almodóvar, 2011) y Au plus près du paradis (Tonie Marshall, 2002).

1

Por su lado, Giorgio Armani fue el responsable de diseñar el vestuario para De-Lovely (Irwin Winkler, 2004) y Ransom (Ron Howard, 1996), además de crear varios trajes para The untouchables (Brian de Palma, 1987); incluso se llegó a inspirar en la cinta The dreamers (Bernardo Bertolucci, 2003) para su campaña fall-winter 04-05, en las que aparecieron los actores y el título del filme como si de un cartel del mismo se tratara. Pero Armani –y su relación con el cine- sigue en la memoria de todos por haber vestido a Richard Gere en American gigolo (Paul Schrader, 1980) con su hoy característico estilo relajado, clásicamente italiano.

2

Pero probablemente, el mejor binomio entre cine y moda nunca estuvo mejor representado que en aquella época en la que Audrey Hepburn encarnaba a sus personajes, vestida con lo mejor de Givenchy. La actriz lució simplemente deslumbrante en Sabrina (Billy Wilder, 1954), Funny face (Stanley Donen, 1957), Love in the afternoon (Billy Wilder, 1957), Breakfast at Tiffany’s (Blake Edwards, 1961), Charade (Stanley Donen, 1963), Paris – When It Sizzles (Richard Quine, 1964), How to steal a million (William Wyler, 1966). Hubert de Givenchy y Audrey se conocieron el estudio del diseñador, cuando ella buscaba ideas para su personaje de Sabrina. De ahí en adelante lograron hacer una combinación perfecta.

3

Otro relevante couturier que llegó a tener una exquisita relación con el celuloide fue Cristóbal Balenciaga. Actrices como María Félix, Ava Gardner, Grace Kelly, Ingrid Bergman, Lyla Rocco y Elizabeth Taylor utilizaron sus creaciones. Diseñó prendas y vistió a renombradas figuras en las películas Piéges (Robert Siodmak, 1939), Trois de Saint-Cyr (Jean-Paul Paulin, 1939), Atorrante (Enrique de Rosas, 1939), Rojo y negro (Carlos Arévalo, 1942), La casa de la lluvia (Antonio Román, 1943), Ídolos (Florián Rey, 1943), North by Northwest (Alfred Hitchcock, 1959), Le testament d’Orphée, ou ne me demandez pas pourquoi! (Jean Cocteau, 1960), Prohibido enamorarse (José Antonio Nieves Conde, 1961), Las hijas de Helena (Mariano Ozores, 1963), Como dos gotas de agua (Luis César Amadori, 1964) y La piscine (Jacques Deray, 1968), entre otras.

4

Por su parte, el maestro Yves Saint Laurent tuvo también trascendencia al vestir a Catherine Deneuve en Belle de jour (Luis Buñuel, 1967), La chamade (Alain Cavalier, 1968), La sirène du Mississipi (François Truffaut, 1969), Liza (Marco Ferreri, 1972), Un flic (Jean-Pierre Melville, 1972) y The hunger (Tony Scott, 1983). Hizo lo mismo con Romy Schneider en Les innocents aux mains sales (Claude Chabrol, 1975), Claudia Cardinale y Capucine en The pink panther (Blake Edwards, 1963), Leslie Caron en A very special favor (Michael Gordon, 1965), Jean Seberg en Moment to moment (Mervyn LeRoy, 1965) y Carla Gravina en L’héritier (Philippe Labro, 1973). Participó con diseño de vestuario en 1-2-3-4 ou Les collants noirs (Terence Young, 1961), mientras era el diseñador de la casa Christian Dior, y también para Vivre pour vivre (Claude Lelouche, 1967).

5

He aquí un listado de otras cintas representativas de la moda, ya sea por contar con un vestuario espectacular, por la participación de figuras de la industria, o por imponer estilo; estas son solamente algunas de ellas:

007: Quantum of Solace (Marc Forster, 2008) y Skyfall (Sam Mendes, 2012): Jany Temime se apoyó en Tom Ford para brindar lo mejor al famoso agente James Bond. Destacan los relojes Omega.

007


54 (Mark Christopher, 1998): En esta cinta se disfruta a plenitud la moda de la época del antro más conocido del mundo.

54


A clockwork orange (Stanley Kubrick, 1971): El estilo retro-futurista. Un inolvidable Malcolm McDowell (Alex) con su sombrero de copa, pestañas y tirantes.

A-clockwork-orange


A single man (Tom Ford, 2009): El simple hecho de que el afamado diseñador Tom Ford dirigiera este filme, la ubica entre las películas de mayor relación con la moda. El vestuario es de Arianne Phillips.

A-single-man


Annie Hall (Woody Allen, 1977): Diane Keaton, en su papel protagónico, lleva un vestuario de elegantes toques masculinos de Ruth Morley y Ralph Lauren.

Annie-Hall


Barbarella (Roger Vadim, 1968): Aparece una espectacular Jane Fonda en estilo retro-futurista. Porta piezas de Paco Rabbane y Jacques Fonteray.

Barbarella


Belle de jour (Luis Buñuel, 1967): Merece espacio aparte, por la espectacularidad del vestuario creado por Yves Saint Laurent. Catherine Deneuve aparece con un impermeable negro, discordante entre sus trajes sastre del mismo diseñador.

Belle-de-jour


Black Swan (Darren Aronofsky, 2010): Las hermanas Mulleavy de Rodarte fueron buscadas por Natalie Portman para diseñarle varios trajes de ballet. Al final, las diseñadoras fueron desestimadas para el galardón a la excelencia en un filme contemporáneo de los premios Costume Design Guild.

Black-swan


Blade runner (Ridley Scott, 1982): Destaca por el estilo del personaje Rachael (Sean Young) con anchas hombreras y cintura muy ajustada.

Blade-runner


Blancanieves (Pablo Berger, 2012): Siluetas dramáticas al más puro y elegante estilo español, diseñadas por Paco Delgado.

Blancanieves


Blow up (Michelangelo Antonioni, 1969): En el marco de una historia en la cual un asesinato hila la historia, Thomas (David Hemmings) es un fotógrafo de moda que nos muestra toda la magia de la moda en la época del mod inglés.

Blow-up


Blue Jasmine (Woody Allen, 2013): Una fabulosa muestra de piezas únicas de nombres como Chanel, Fendi, Oscar de la Renta y Alberta Ferretti.

Blue-Jasmine


Breakin’ (Joel Silberg, 1984): Una de las películas que mejor retrata el estilo de los famosos bailarines de break dance de los ochenta.

Breakin’


Celebrity (Woody Allen, 1998): Una divina Charlize Theron en el papel de Supermodelo, Isaac Mizrahi, Eve Salvail, Irina Pantaeva, Mark Vanderloo, Frederique Van Der Wal, Famke Janssen, entre otros nombres de la moda. ¿La mejor razón para verla? La aparición de Carmen Dell’Orefice.

Celebrity


Ciao! Manhattan (John Palmer y David Weisman, 1972): Una historia semibiográfica que relata desde el mejor momento en la vida de la modelo y socialité Edie Sedgwick (Susan Superstar), favorita de Andy Warhol, hasta su caída.

Ciao!-Manhattan


Clueless (Amy Heckerling, 1995): Retrata a la perfección a quienes podríamos llamar “víctimas de la moda”.

Clueless


Coco avant Chanel (Anne Fontaine, 2009): La vida de la legendaria diseñadora Coco Chanel, encarnada por Audrey Tatou, desde sus comienzos en la moda hasta obtener fama mundial.

Coco-avant-Chanel


Coco Chanel & Igor Stravinsky (Jan Kounen, 2009): Una historia sobre la relación entre la autoridad de la moda Coco Chanel y Stravinsky.

Coco-Chanel-&-Igor-Stravinsky


Cosmopolis (David Cronenberg, 2012): Eric Packer (Robert Pattinson) aparece en un traje Gucci con un reloj Chanel, look con el que deslumbra a cualquiera.

Cosmopolis


CQ (Roman Coppola, 2001): Dragonfly es representada por la supermodelo Angela Lindvall, un personaje que es una especie de homenaje a Barbarella; ella luce simplemente espectacular.

CQ


Death proof (Quentin Tarantino, 2007): Una escena inolvidable cuando Abernathy (Rosario Dawson) logra conseguir una edición de Vogue Italia en una tienda.

Death-proof


Desperately seeking Susan (Susan Seidelman, 1985): En este filme Madonna aparece representando a la protagonista con el estilo que la definió en la vida real durante esa década.

Desperately-seeking-Susan


Eyes of Laura Mars (Irvin Kershner, 1978): Imágenes reales de Helmut Newton aparecen como si fueran producto del talento de Laura Mars (Faye Dunaway), las escenas de las sesiones fotográficas son grandiosas.

Eyes-of-Laura-Mars


Federico Fellini’s 8 ½ (Federico Fellini, 1963): Sin duda, las películas de Fellini están cargadas de estilo, pero 8 ½ destaca entre ellas; además, ganó un Oscar por mejor vestuario.

Federico-Fellini’s-8-½


Flashdance (Adrian Lyne, 1983): ¿Quién puede olvidar a Alex (Jennifer Beals) con sus calentones y atuendos de danza?

Flashdance


Gia (Michael Cristofer, 1998): Aunque se trata de una película hecha para la televisión, vale la pena ubicarla en la lista, por tratarse de la vida de la supermodelo Gia Carangi (Angelina Jolie).

Gia


Grace of Monaco (Olivier Dahan, 2014): Gigi Lepage recreó 44 looks de Grace Kelly con la colaboración de casas como Christian Dior, Chanel, Swarovski, Maison Fabre y Cartier.

Grace-of-Monaco


Great expectations (Alfonso Cuarón, 1998): Con looks de la colección de otoño 1996 de Donna Karan.

Great-expectations


Head over heels (Mark Waters, 2001): Es una muy divertida comedia en la que un grupo de modelos ayuda a la protagonista a vivir su historia de amor. Cuenta con la participación de Shalom Harlow, Ivana Miličević, Tomiko Fraser, China Chow, entre otras personalidades de la moda.

Head-over-heels


Histoire d’O (Just Jaeckin, 1975): Basta con mencionar que O (Corinne Cléry) es una fotógrafa de moda y que el vestuario estuvo a cargo de Cerruti 1881, para saber las razones por las cuales esta película es referente de la industria.

Histoire-d’O


I am love (Luca Guadagnino, 2009): Una mujer de la burguesía europea (Tilda Swinton) viste de Raf Simons para Jil Sander, mientras que el vestuario masculino lleva la etiqueta de Fendi.

I-am-love


Il portiere di notte (Liliana Cavani, 1974): Charlotte Rampling se muestra poderosa con sus trajes y botas de piel. El vestuario fue diseñado por Piero Tosi.

Il-portiere-di-notte


La dolce vita (Federico Fellini, 1960): Otra de las más importantes obras de Fellini en las que el vestuario es fundamental. Todo fue creado por Piero Gherardi, además ganó un Oscar por este trabajo, pero Fellini expresó que los vestidos tipo saco de Cristóbal Balenciaga inspiraron el estilo del filme.

La-dolce-vita


Legally blonde (Robert Luketic, 2001): Una película en la que Reese Witherspoon aparece como una fanática de la moda.

Legally-blonde


Marie Antoinette (Sofia Coppola, 2006): Nada más y nada menos que Manolo Blahnik recreó los zapatos de la reina para esta película.

Marie-Antoinette


My fair lady (George Cukor, 1964): Nada más y nada menos que el fotógrafo Cecil Beaton fue el responsable de las prendas para Audrey Hepburn. Ganó un Oscar a mejor diseño de vestuario.

My-fair-lady


Party monster (Fenton Bailey y Randy Barbato, 2003): La escena de las fiestas Club kid con muchísimo estilo de vanguardia.

Party-monster


Prêt-à-Porter (Robert Altman, 1994): Modelos, fotógrafos, estilistas, diseñadores, editores de moda, y todo lo concerniente a la industria de la moda, en una irónica mirada a la misma, con el sello característico de Altman. Simplemente, la mejor de todas las películas tipo “docudrama” que retratan la industria de la moda.

Prêt-à-Porter


Saturday night fever (John Badham, 1977): Filme que enfatizó en el estilo de la época; Tony Manero (John Travolta) con sus pantalones acampanados, sacos con solapas anchas y camisas abiertas con accesorios.

Saturday-night-fever


Sex & the city (Michael Patrick King, 2008): Obviamente, la historia de Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker) y sus amigas no podía faltar. Desde la misma serie de televisión se destacó por toda la moda que la envolvía; la película no podía ser la excepción.

Sex-&-the-city


Sin city (Frank Miller, Robert Rodríguez y Quentin Tarantino, 2005): Basta ver a la fabulosa modelo Devon Aoki en el personaje de Miho, defendiendo la vieja ciudad para encontrar el lado con más estilo de la cinta.

Sin-city


Singles (Cameron Crowe, 1992): Máxima representante del estilo grunge de esa década.

Singles


Taxi (Tim Story, 2004): La top model Gisele aparece gloriosa contoneándose al salir del aeropuerto JFK, en una perfecta escena al más puro estilo de spot publicitario.

Taxi


The bling ring (Sofia Coppola, 2013): Fama, lujo, encanto por las firmas de moda y más, en una historia dirigida por Sofia Coppola, cuyo diseño de vestuario estuvo a cargo de Stacey Battat, quien logró fabulosos looks para los personajes.

The-bling-ring


The boy friend (Ken Russell, 1971): Una de las películas en las que aparece la afamada modelo Twiggy; en este musical la británica luce espectacular con el maravilloso vestuario de Tony Walton.

The-boy-friend


The cell (Tarsem Singh, 2000): Catherine Deane (Jennifer López) entra en la mente de un joven, y cada lado de este tiene un diferente atuendo: brillante, oscuro, con múltiples capas.

The-cell


The devil wears Prada (David Frankel, 2006): La más popular cinta de ficción que recrea lo más secreto del lado editorial de la moda. El referente directo más actual de la industria.

The-devil-wears-Prada


The great Gatsby (Baz Luhrman, 2013): Una increíble mezcla del estilo cinematográficode Luhrman con los atuendos de Catherine Martin, en colaboración con Miuccia Prada, Brooks Brothers y joyas de Tiffany & Co. Moda de los años 20 que se convirtieron en tendencia durante el año pasado.

The-Great-Gatsby-(Baz-Luhrman,-2013)


The Great Gatsby (Jack Clayton, 1974): Ralph Lauren creó las prendas para esta película, pero nunca obtuvo su crédito, mientras que Theoni Aldredge obtuvo un Oscar por el “diseño de vestuario” de este filme.

The-Great-Gatsby-(Jack-Clayton,-1974)


The September issue (R.J. Cutler, 2009): Un documental que muestra el trabajo editorial de Vogue. Definitivamente, el mejor filme en su género.

The-September-issue


The Thomas Crown affair (John McTiernan, 1999): Catherine Banning (la ex modelo Rene Russo) porta vestidos de Michael Kors para Céline.

The-Thomas-Crown-affair


Valentino, the last emperor (Matt Tyrnauer, 2008): Se trata de un gran filme documental que presenta a uno de los principales nombres de la moda: Valentino.

Valentino,-the-last-emperor


Velvet goldmine (Todd Haynes, 1998): Todo el esplendor de la estética glam rock.

Velvet-goldmine


White chicks (Keenen Ivory Wayans, 2004): No podríamos dejar de lado a Brittany y Tiffany Wilson, además de sus amigas, quienes adoran el shopping.

White-chicks


Yves Saint Laurent (Jalil Lespert, 2014): Madeline Fontaine tuvo un gran reto como diseñadora de vestuario de esta película. Y no era para menos, por tratarse de uno de los más grandes nombres de la moda. La Fundación Yves Saint Laurent prestó algunas piezas originales, mientras que otras fueron recreadas.

Yves-Saint-Laurent


Zoolander (Ben Stiller, 2001): Una perfecta parodia en la que un tonto modelo se convierte en héroe; la más divertida de todas.

Zoolander

  • Comparte en:

Comments are closed.