Lujo y diseño, nuevas tendencias en hospedaje

Molja Lighthouse, Noruega.

Viajar en el siglo XXI significa mezclarse auténticamente con el lugar que se visita. Está claro que ahora planear unas vacaciones ya no se limita a contratar un paquete todo incluido en una agencia de viajes. El público se ha vuelto cada vez más sensible; embarcarse en una aventura es experimentar el lugar que se visita, es vivir los sabores, los colores y sentir al ritmo de una nueva melodía.

Es por eso que los viajeros buscan cada vez más, experiencias alternativas a los hoteles y prefieren establecimientos pequeños, íntimos, que permitan, al menos por un corto tiempo, sentirse como un nativo. Los hospederos han redefinido sus locales, aquí te presentamos algunas de nuestras apuestas favoritas.

 

Contenido Relacionado

CINCO DIAMANTES PARA GRAND LUXXE EN RIVIERA MAYA
LA HABANA ABRE SU PRIMER HOTEL CINCO ESTRELLAS

 

Edificios con historia
¿Observar la historia o ser parte de ella? Dar vida nueva a un antiguo edificio invita al viajero a ser parte de la historia del destino que visita. No es de sorprender entonces que hoteles como el Molja Lighthouse, en Noruega –un antiguo faro- y The Silo en Cape Town, se hayan convertido en favoritos de los viajeros. En esta categoría podemos contar también a hoteles como The Poli House, un edificio Bauhaus en Tel Aviv y el 21C Museum Hotel en Nashville, un antiguo archivo histórico de la ciudad ahora remodelado y convertido en hotel.

The Silo, Cape Town

Hospedaje sustentable
Los días de opulencia y exceso son cosa del pasado. El lujo ahora se encuentra en un diseño funcional, limpio y amigable con el ambiente. Además, viajar se trata también de devolver una parte de lo que se lleva. Los hoteles se redefinen en su diseño y en su función social. Utilizan productos locales y contratan a personal de la localidad. Ejemplo de esto son establecimientos como el Anavilhanas Jungle Lodge en Brasil, el Longitude 131 en Australia y el Whitepod Resort en Suiza.

Las habitaciones del Whitepod Resort en Suiza permiten disfrutar del ambiente sin sacrificar el confort.

Tecnología de punta
En la nueva era del hospedaje diseño, funcionalidad y tecnología son un trío inseparable. La diferencia entre un simple lugar para dormir y el hospedaje ideal estará en aquellos que sean capaces de ofrecer a su público la tecnología que necesitan. Ejemplo de esto son hoteles como el Helix en Abu Dabi –aun en construcción-, el Peninsula Hotel, en Japón que, entre otros servicios, dispone de su propio servicio de mantenimiento informático, y cada una de sus habitaciones cuenta con radios capaces de conectarse a más de 3.000 emisoras por Internet, sus teléfonos permiten realizar llamadas VoIP a través de Skype.

Hotel Helix en Abu Dabi.

  • Comparte en:

Comments are closed.