Los secuaces de Sacheri

la-noche-de-la-usina-eduardo-sacheri-alfaguara-d_nq_np_574221-mla20742003399_052016-fBienvenidos a O’Connor, Argentina, un pueblo olvidado y herrumbroso donde el siglo XXI aterriza frente a la indiferente mirada de sus habitantes. Viven aquí los que no encontraron valor para irse y los que perdieron arrojo para ausentarse; pero eso sí, “a los idos y los permanecidos les gusta comprobar que siguen teniendo cosas en común. Que pueden entenderse. Que se siguen queriendo. Pero no es suficiente. Ya no encajan.”

En este thriller de pueblo que vibra y ríe, los personajes buscan sacudirse el conformismo, ganar más plata, luchar desde una trinchera destartalada que para ellos aún tiene potencial. La idea es de Perlassi, futbolista venido a menos, que cree poder rescatar unos viejos silos. Ahí planea almacenar granos y evitarse lo engorroso de las sequías; consigue el apoyo de varios amigos, juntan sus ahorros y arrancan el proyecto. Así comienza La noche de la Usina (Eduardo Sacheri, 2016), con planes y sueños, hasta que la crisis del 2001 les arrebata las ganas y el presupuesto.

Saben, por azares del destino, que su dinero está engordando los ya de por sí abultados bolsillos del turbio Fortunato Manzi, pero la certeza no les basta para seguir adelante. Se piensan vencidos. Los meses pasan, lentos como todo en O’Connor, y se vislumbra de pronto una posibilidad de justicia, venganza divina, quizá, que les devuelve el entusiasmo cargado de furia y causa. Se reúnen pues Perlassi, líder tácito, Rodrigo, su hijo enamoradizo, el anarquista Fontana, los bobalicones hermanos López, el viejo Medina, Lorgio el español y Hernán, su hijo oportunista. Es un grupo risible y casi enclenque, pero de una paciencia inquebrantable, ejemplar. De manera que, juntando todas sus pocas habilidades, ponen manos a la obra y arranca la acción.

libros_del_ano-premios-editorial_alfaguara-libros_114999298_3321400_1706x1280

La noche de la Usina ganó este año el “Premio Alfaguara de Novela”. Fui a la presentación en el Centro Cultural Helénico (CDMX), donde Eduardo Sacheri habló de lo divertido que fue escribir esta historia de revancha justiciera y ladrones bondadosos. Después del evento platiqué un rato con él; me dijo que es historiador, profesor universitario y apasionado del fútbol. Antes que todo, y eso se le ve, es un enamorado de las letras.

Contenido Relacionado

La otra esposa de Vargas Llosa.
Al diablo las matemáticas.

Siempre es un lujo conocer a los autores de aquellos libros que nos gustan, y Sacheri no ha sido la excepción. Charlando con él, entre risas y tacos de arrachera, comprendí que cuando una persona de talento se entrega totalmente a su proyecto, es natural que gane. Si no me creen, pregunten en O’Connor. Allá les dirán.

  • Comparte en:

Comments are closed.