Los árboles de Navidad más impresionantes alrededor del mundo

Estamos en vísperas de Navidad y el ambiente festivo cubre calles, plazas, monumentos históricos y avenidas importantes de la ciudad. Es cierto que los paisajes urbanos decorados con luces y ornamentos lucen geniales; pero el árbol de Navidad siempre será la cereza del pastel ya que atrae la mirada de todo aquel que pase cerca de él, convirtiéndolo en una atracción turística de la zona en donde haya sido colocado.  

Año tras año, cientos de lugares alrededor del mundo colocan árboles espectaculares que representan a su comunidad y, por supuesto, el simbolismo de lo que es la Navidad. Países como Francia, Alemania y Estados Unidos cuentan no solo con uno, sino con varios árboles colocados en ciudades importantes. Cada creación es realmente impactante, incluso se hacen celebraciones especiales para prender las luces de estos colosos navideños, que para muchos es la forma de inaugurar oficialmente la temporada navideña.

Si viajas constantemente seguramente has disfrutado de alguna de estas enormes instalaciones navideñas que adornan las ciudades más importantes del mundo.

Taiwan

Un árbol de navidad interactivo es el que asombra a visitantes y locales en Taiwan. Este enorme pino fue concebido para crear espectáculos de luz, animaciones y, por supuesto, sorpresas. Hecho totalmente con luces LED, es considerado uno de los árboles de Navidad más asombrosos del mundo. La tecnología se fusionó con las tradiciones y la temporada navideña creando una magnífico resultado.

Con 36 m de alto, el árbol de Navidad cuenta con un show de luces cada media hora después de la puesta del sol.

Nueva York

Clásico e icónico, así es el árbol de Navidad que año con año se coloca en la Gran Manzana. Con 87 años de tradición, el Rockefeller es considerado el árbol navideño más famoso de Estados Unidos. Su punta está adornada con una hermosa estrella hecha de cristales Swarovski. Su historia se remonta a 1933, cuando el Centro Rockefeller estaba en construcción; obreros que trabajan en la obra decidieron colocar un árbol de 6 metros adornado con arándanos y diferentes papeles de colores. Hoy en día es considerado un ícono de la cultura pop.

El árbol Rockefeller es natural y ha aparecido en películas como Mi pobre angelito 2.

Vaticano

La Santa Sede engalana la Plaza de San Pedro con un hermoso pino que fue llevado desde Polonia. El Papa Juan Pablo II inició la tradición de poner un árbol de Navidad, y después de 20 años, en su honor, el Vaticano decidió colocar un árbol de su país natal. Este 2017 el árbol fue decorado por niños de distintos hospitales gracias a la fundación Len Thun reafirmando la esperanza y la caridad de la humanidad.

México participa activamente en la decoración del Vaticano. Este año el estado de Campeche ofrecerá diferentes artesanías para adornar la Santa Sede.  

París

Un árbol inspirado en dulces y golosinas es el que adorna Galeries Lafayette, uno de los centros comerciales más icónicos en todo París. Este año el pino causó gran sensación en todo el mundo, pues dejaron de lado materiales tradicionales para crearlo. Cientos de globos fueron acomodados para dar forma a este hermoso y colorido símbolo navideño.

Los globos flotantes que acompañan al árbol suben y bajan alrededor de la cúpula de Galeries Lafayette creando una ambientación mágica.

Dresden

En Alemania, país de donde proviene el concepto de árbol de Navidad, se organizan mercados y bazares en donde puedes disfrutar de la gastronomía navideña tradicional alemana así como bebidas y otros productos más enfocados en regalos. El árbol colocado en Dresden, Alemania adorna la plaza en donde se encuentra este mercado que cuenta ya con casi 600 años de tradición en la ciudad.

A un año de los atentados terroristas en un mercado navideño, la nación organiza sus fiestas sin miedo, demostrando que la tragedia no opacará el brillo de la ciudad.

Todos los países tienen su forma de vivir y celebrar sus tradiciones navideñas, sin embargo algo que todas las culturas tenemos en común es el árbol de Navidad; un símbolo que más allá de inaugurar la temporada de compra de regalos y vacaciones, nos habla de conectar con nuestro lado más humano y espiritual.

  • Comparte en:

Comments are closed.