Le Petit Théâtre Dior

En tiempos en que todo se hace a máquina,
siempre creí que esta casa debía parecerse más a
un laboratorio artesanal que a una fábrica.

-Christian Dior

Era 1945, el reloj de la Segunda Guerra Mundial estaba ya en cuenta regresiva hacia su fin, y la sociedad abatida en el gris de la escasez estaba deseosa de volver a apreciar belleza y armonía. Con este propósito, el sastre Lucien Lelong orquestó en París una exposición homenaje a la Alta Costura, donde versionaba en miniatura las creaciones de los grandes modistos de aquellos días. Se llamó El Teatro de la Moda.

El éxito fue rotundo, aquello era una celebración total a la moda y al dedicado hacer de la profesión, lo que supuso para un novato Christian Dior el primer peldaño importante en su prolífica carrera, pues sólo dos años después presentaba de modo independiente su primera colección a la alta sociedad parisina. En honor a este episodio y con el espíritu de supremacía que supone el estatus de la Alta Costura, la maison inaugura la muestra Le Petit Théâtre Dior que será expuesta internacionalmente para dar evidencia de la vocación, no sólo de un gran diseñador sino de las manos anónimas que trabajan todos los días en sus talleres.

La ciudad china de Chengdu se honra en ser la primera en recibir los maniquíes miniatura que portan reproducciones fieles de algunas de las prendas más emblemáticas de la casa Dior, y que llevan cada detalle y acabado a un nivel casi divino de precisión y delicadeza.

Aquí una muestra de lo que Dior ha preparado:

  • Comparte en:

Comments are closed.