La verdad sobre la homeopatía

En blogs anteriores he comentado el hallazgo de Hahnemann y el fenómeno de similitud, el cual significa que toda sustancia capaz de producir síntomas determinados en personas sanas, también es capaz de curar a los enfermos que presentan estos mismos síntomas.

Pero, ¿cómo se llega al hallazgo de los síntomas de cada fórmula? A través del proceso de EXPERIMENTACIÓN PURA.

Esto consiste en seleccionar voluntarios sanos, para administrar la sustancia medicinal y así obtener el efecto de la misma, es decir los signos y síntomas.

En este proceso se incluyen vegetales, animales, minerales, entre otros. Los signos y síntomas producidos son recopilados dando a conocer el poder curativo del remedio, o sea la sustancia homeopática.

Aún hoy en día, homeópatas de todo el mundo re experimentan remedios de hace 200 años para confirmar los síntomas que produjeron y trabajar en la fórmula.

homeopatia2

¿Cómo se hace este proceso?

Se seleccionan los voluntarios sanos, a quienes se les realiza una historia clínica completa. Los participantes se dividen en dos grupos: A los que se dará la sustancia y los que tomarán el placebo. Por supuesto ninguno de los grupos sabe si está tomando el medicamento o el placebo.

Las ventajas de las pruebas de homeopatía es que basta con espaciar el horario o suspender el medicamento para que todo vuelva a la normalidad, ya que estamos provocando una enfermedad artificial sin toxicidad, que no tendrá efectos secundarios.

Los participantes llevarán un registro de sus síntomas (emocionales y físicos) y a través de esto se determina cuáles fueron las molestias predominantes y particulares que se presentaron en cada uno de ellos y se registra en qué circunstancias se mejoran o empeoran los síntomas.

Una vez ordenados los datos, reciben el nombre de patogenesias, es decir, descripciones detalladas de los síntomas que se reúnen en libros llamados materia médica homeopática.

Con este proceso, actualmente se cuenta con más de 3,000 sustancias experimentadas y corroboradas clínicamente y es la única forma en que se llegan a conocer las propiedades curativas de los medicamentos homeopáticos.

homeopatia

En su libro Organon y Enfermedades Crónicas, Hahnemann escribió de manera casi profética:

“En el curso de esas investigaciones yo descubrí el camino de la verdad, camino que presentí debía seguir solo y muy lejos, de la gran ruta seguida por el mundo médico tradicional. (…) En modo alguno exijo fe ciega y tampoco pretendo que estas verdades sean comprendidas. Tampoco yo las comprendo. Es suficiente con que sean un hecho y nada más. Es únicamente la experiencia la que lo afirma y yo confío en la experiencia antes que en mi propia inteligencia. (…). Estas verdades, puras y grandes, serán cuestionadas durante años y hasta por los mismos médicos homeópatas y no llegarán a ser puestas en práctica debido a la especulación teórica y a las convicciones prevalecientes. (…) He sentido que era mi deber dar a conocer al mundo estas magnas verdades de las que tanto necesita y no me incumbe si a la humanidad le es posible observarlas cabalmente o no”.

 

*Cualquier comentario o duda será bien recibido en mi e-mail: josermenchaca@gmail.com o en Facebook como Salud Radical.

  • Comparte en:

Comments are closed.