La verdad de los productos light

Cuando querer bajar de peso se convierte en una obsesión más que en una necesidad, estamos en problemas. El mercado está plagado de soluciones “light” que nos proponen resultados mágicos en pocos días, pero en este artículo te contamos que muchas son pura mentira.

Lo primero que tienes que saber: se denomina light a un alimento que haya sido reducido en al menos un 25% en el contenido de calorías o en algún nutriente, como carbohidratos, grasas totales, grasas saturadas, colesterol y/o sodio, en relación al producto regular. Debes tener esto en cuenta a la hora de comprar productos light, por eso te menciono algunos de los mitos y verdades que se esconden alrededor de estos productos.

Si es light no es rico

Es muy común que relacionemos lo light con algo con poco sabor o que no es rico, pero no es así. Si bien depende del gusto de cada uno, lo que puede pasar es que al tener menos contenido de azúcar su sabor sea diferente, pero a muchos hasta les gusta más.

Si es verde, es light

Lo verde se puso de moda y es común pensar que porque compramos productos verdes, éstos son reducidos en calorías o nutrientes, y que por lo tanto no engordan. Hay que prestar mucha atención al rótulo de los alimentos, son éstos los que te van a informar sobre la verdad de lo que vas a consumir.

salad

Es lo mismo dietético y light

¡Estamos ante un verdadero mito! Son muchas las personas que no saben que dietético y light no es igual. La diferencia principal es que los alimentos light fueron  reducidos en algún nutriente y los dietéticos, en cambio, modifican su composición para satisfacer alguna necesidad específica (por ejemplo: son ricos en fibra).

Light es igual sin calorías

No hay nada más lejos que la verdad, un producto light jamás tendrá cero calorías -a excepción de las bebidas gaseosas- todo producto que sea light tiene calorías, y aunque cuenta con menos que el producto regular, si los consumimos en exceso las consecuencias son las mismas.

Un producto light es bueno para la salud

Esta creencia es muy común, pero en realidad no es así, no digo que los productos light sean malos en su totalidad, pero saber leer bien las etiquetas nos puede evitar caer en consumir alimentos que por ser reducidos en grasa tienen un exceso de azúcar, como es el caso de la mayonesa light. Y así como la mayonesa light hay muchos productos que al ser reducidos en un ingrediente se aumenta otro para una mejor presentación, sabor y textura.

 

Recuerda que los productos light no son sinónimo de productos sin calorías. Un alto consumo de un producto “light” puede ser más negativo que el consumo moderado del producto de referencia. Leer el etiquetado de los alimentos te ayudará a identificar cuál es el nutriente que se encuentra en menor proporción.

  • Comparte en:

Comments are closed.