La Laguna Azul, un imperdible en Islandia

Cruzamos la Laguna Azul (Blue Lagoon) por pequeños muelles de madera entre fantasmas vaporosos que templan nuestros sentidos, en un escenario que sin duda muestra lo mejor de Islandia. Estamos listos para sumergirnos en sus aguas que de entrada dan la impresión de curar males por su claridad cual cielo despejado, y estar rodeadas por los campos de lava y las montañas de la región de Grindavik, que pueden ser verdes y rocosas o nevadas, dependiendo de la época del año.

islandia2

En menos de una hora desde Reikiavik, la capital islandesa, llegamos a esta laguna que es un spa geotérmico de aguas que brotan naturalmente con alta cantidad de minerales como el azufre, a una temperatura entre 37 y 39 grados centígrados. ¡Y qué sensaciones han de provocar que desde los años 80 las personas se bañan en ellas!

Ahora la Laguna Azul cuenta con tratamientos personalizados, masajes dentro del agua, cascadas relajantes y meseros ambulantes que sirven bebidas en copas azules confundibles con el agua; también se puede disfrutar del sauna, el vapor, las salas lounge con chimeneas y las habitaciones del hotel para pasar la noche. Incluso existen tours guiados para simplemente contemplar el espectáculo visual de paisajes nórdicos entre vapores de este paraíso fuera de lo ordinario –¡basta ver una fotografía para corroborarlo! – que te invitamos a conocer.

islandia

  • Comparte en:

Comments are closed.