La importancia de llamarse Sofia

sofia coppola, la sirenita, clasico, peliculas

Por Rafael Serrano

Nacida en el Olimpo del cine por herencia de su padre, y con cinco películas firmadas con su nombre en las que el retrato nostálgico pero irreverente de personajes y ambientes se han vuelto su sello distintivo, Sofia Coppola se proclama desde hace varios años como una voz a escucharse obligatoriamente dentro de la cátedra cultural del mundo.

¿Por qué dentro de la cultura, si es solo una directora de cine? El cine es receta que requiere de ingredientes imprescindibles para que el mensaje sea recibido correctamente por el espectador, tales como la música, fotografía, vestuario, etc. Con la fórmula correcta, el resultado es exitoso.

En lo que a Sofia se refiere, la fórmula se define como un carrusel ávido de color en los que la melancolía, la identidad femenina y la belleza del conflicto pueden o no, convertirse en el epítome de una historia no perecedera. Algo así como “el encanto de lo incierto” que ha radicado, por ejemplo, en obras como Somewhere y Marie Antoinette.

Esta semana la directora ha confirmado su próximo proyecto. Llevada a la vida real, La Sirenita, clásico de Hans Christian Andersen que hace 25 años Disney hiciera inmortal, será revisionado por su mente creativa y ya se han revelado detalles como el curso de la trama y los responsables del guión.

Nadie como Sofia para plasmar su huella en la tendencia de modernización de los clásicos literarios.

  • Comparte en:

You must be logged in to post a comment