La guía para la camisa perfecta

Todo hombre debería de conocer la importancia que las prendas tienen sobre su cuerpo: estas además de tener el poder de brindarle confianza pueden hacerle sentir como el hombre exitoso y elegante al que aspira convertirse todos los días.

Pero en ocasiones, este desconocimiento sobre la forma, material y talla correcta en las prendas que son usadas a diario traerá consigo looks desprolijos y poco acertados que terminarán por opacar tu estilo personal.

Camisa de Tommy Hilfiger

La camisa es sin duda la principal prenda por la cual un hombre puede lucir poco atractivo, pues depende del fit de esta para que tus brazos, cuello y torso destaquen, o por el contrario, para que las proporciones hagan que tu cuerpo luzca raro.

Existen varios puntos a considerar a la hora de seleccionar y ajustar dicha prenda. Conócelos y descubre el poder de un fit perfecto.

El cuello

Un ancho insuficiente provocará que sea realmente incómodo llevar abrochado el botón del cuello; y si decides llevarlo desabotonado no será la opción más elegante ni adecuada. Por el contrario, si el cuello es demasiado holgado provocará una imagen poco favorecedora. Lo ideal es que exista una mínima holgura suficiente para sentirte cómodo y no asfixiado.

Los hombros

En encaje de las mangas con el cuerpo de la camisa tiene su lugar propio; si dicho encaje está por encima o por debajo provocará que la camisa no esté bien ajustada al cuerpo y con ello la incomodidad de que no haya tela suficiente en esa parte de la prenda o, por el contrario, que haya holguras innecesarias que te hagan lucir más ancho de lo que realmente eres.

Camisa a rayas de Massimo Dutti

El largo de la prenda

Existe una medida específica. Aparentemente puede ser demasiado, pero es el correcto, ya que con esta longitud evitamos la incomodidad de que la camisa se salga del pantalón cuando realizamos movimientos con los brazos.

Torso

Es frecuente que busques que el torso de la camisa sea holgado aludiendo a una supuesta mayor comodidad. Esto es un error, pues una prenda más holgada no es una prenda más cómoda. Lo más agradable en el vestir es que las prendas estén hechas a medida sin excesiva holgura, ni tampoco demasiado ajustadas.

Los puños

La regla están en que estos deben de posicionarse justo por arriba de la muñeca, de lo contrario con mangas muy largas parecerá que estás usando una camisa una talla más grande o al ser puños cortos esta lucirá pequeña.

Asegúrate también de que los puños no sean muy ajustados o muy holgados para que puedas sentirte cómodo y puedas realizar tus actividades sin mayor esfuerzo.

Ahora que conoces todo lo que una camisa puede beneficiarte o lo contrario, presta atención a cada uno de estos puntos y asegúrate de que la prendas los cumpla todos. Acércate a un sastre para que consigas que tus camisas luzcan perfectas sobre ti.

  • Comparte en:

Comments are closed.