LA ALHAMBRA, EMBRUJO ÁRABE EN ESPAÑA

“Bendito sea Aquél que otorgó al imán Mohamed las bellas ideas para engalanar sus mansiones”, lee con justa razón una inscripción en La Alhambra, el monumento más visitado de toda España y uno de los palacios árabes más antiguos del mundo, en plena ciudad de Granada.

En lo alto de una colina que mira al valle del río Darro, en Granada, España, una “Puerta de las Armas” da acceso a La Alhambra, la ciudad de palacios, jardines y fortaleza que atrae anualmente a tres millones de visitantes y que es testigo de la dominación árabe en la península ibérica entre 711 y 1492. En ella se descubren muros exquisitamente labrados con 10 mil inscripciones árabes tomadas del Corán, y muchos mitos y relatos que hasta hoy son discutidos por los historiadores.

alhambra-de-grabnada

La Alhambra es una ciudadela amurallada que nació como fortaleza protectora del califato que reinaba en la región (siglo IX). La Alcazaba, su parte más antigua, es un cinturón de defensa al que se anexó la Torre de la Vela, la del Homenaje y la de Cubo, desde donde se admiran vistas preciosas hacia el valle, además del barrio militar y los restos de algunas casas en las que uno imagina la vida de aquellos tiempos.

fotolia_80255729_subscription_monthly_xxl-1024x683

El esplendor llegó cuando en el siglo XIII, la Alhambra se convirtió en la sede del rey Mohamed I, primer monarca nazarí-musulmán del reino de Granada. Él y sus sucesores fueron construyendo los espacios que hoy dejan al visitante boquiabierto; entre ellos el Palacio de los Leones, con un patio de 124 columnas de mármol blanco labradas, y el Palacio de Comares, con una alberca rodeada de arrayanes y una torre cuyo techo expone los sietes cielos del universo musulmán. Otro ejemplo de gran valor artístico es la Sala de los Abencerrajes, donde la luz entra por los ventanales de una gran cúpula y resalta el dorado de paredes, columnas y arcos de gloriosos relieves y azulejos. En las proximidades de la Alhambra se encuentra el Generalife, una villa donde los reyes musulmanes se retiraban a descansar. Por su arquitectura, jardines y fuentes, bien vale la pena recorrerla.

alhambra-granada_2

Años después del fin de la ocupación árabe, el monarca Carlos V vivió en La Alhambra varios meses y fue tal su agrado que decidió construir ahí un palacio de arquitectura renacentista (actual sede del Museo de Bellas Artes de Granada), aunque nunca llegó a habitarlo.

Contenido Relacionado

¡Bom día Lisboa! Colores y culturas por descubrir.
Australia y el santuario de koalas más grande del mundo.

Siguieron años de abandono, deterioro e incluso destrucción ―particularmente durante la invasión francesa―. Ya de nuevo bajo el dominio español, comenzó una profunda restauración y en los años ochenta fue declarada por la UNESCO “Patrimonio Cultural de la Humanidad”. Actualmente se puede visitar, con previa reservación, para embrujarte con su belleza, historia y poesía tallada en muros.

  • Comparte en:

Comments are closed.