Iris van Herpen te espera en Dallas

Desde el pasado 21 de mayo, el Dallas Museum of Art (DMA) alberga en sus salas una de las muestras más ansiadas por los amantes de la moda, el arte, el diseño, la tecnología y la vanguardia en Estados Unidos: Iris van Herpen: Transforming Fashion, una selección de 45 exquisitos outfits de la diseñadora holandesa –con piezas de 15 colecciones, de 2008 a 2015–, que hace escala en esta ciudad de Texas hasta el próximo 20 de agosto.

Sin obviar el impacto visual de su obra y todos los calificativos que la crítica le ha endilgado (“única”, “pionera”, “magistral”, entre otros), la vitalidad del trabajo de Van Herpen reside en su experimentación con materiales, técnicas y tecnologías –mención aparte merece su impresión tridimensional–. Ha creado nuevas telas manipulando limaduras de hierro en resina e incorporando materiales inesperados, que van desde estructuras de paraguas a imanes, siempre con el firme propósito de empujar los límites de tecnología y el cuerpo para crear esculturas en movimiento.

 

Contenido Relacionado

UNA NUEVA ERA PARA LA ALTA COSTURA
REI KAWAKUBO, MODA QUE DESAFÍA Y LIBERA

 

Pero ¿por qué Iris van Herpen: Transforming Fashion se presenta en Dallas y no en otra metrópoli norteamericana más chic, como Nueva York, Los Ángeles o Chicago? Agustín Arteaga, director del DMA, es contundente al respecto: “Históricamente, Dallas ha sido un centro de diseño, un centro de creación, y también del fashion y el buen gusto. La propia ciudad se ha construido con base en el deseo de presentar cosas nuevas al mundo, y esta exhibición nos dará la oportunidad de hacerlo”.

Entre la moda y el arte
El nombre de Iris van Herpen lleva cerca de diez años resonando por todo lo alto en los circuitos de la moda y el arte internacionales, y hoy es reconocida por ser una de las voces del diseño más innovadoras y originales. Tanto que su trabajo ha salido de las pasarelas y aparadores para exhibirse en los principales museos y galerías del mundo desde 2007, ya sea en muestras en solitario o como parte de colectivas de vanguardia.

Antes de arrancar una carrera en solitario fue interna en los talleres de Alexander McQueen, donde se exaltó su pasión por la filigrana, las formas y la experimentación. Actualmente es miembro de la Chambre Syndicale de la Haute Couture –de la Fédération Française de la Couture– y ha ganado importantes galardones en la industria, dentro y fuera de su natal Holanda. En su lista de clientas se encuentran Björk, Lady Gaga, Daphne Giunness, Beyoncé y Tilda Swinton.

  • Comparte en:

Comments are closed.