Inteligencia (y estilo) artificial

En una época donde lo real se distorsiona con filtros y photoshop, velando la belleza natural con la tecnología, nace un nuevo modelo de influencers que buscan hacer justamente lo contrario: a partir de la tecnología crear belleza que se acerque lo más posible a la realidad. Estos son los instagramers digitales, influencers virtuales creados a partir de inteligencia artificial.

El comienzo de la nueva era de los instagramers comenzó con la primera supermodelo digital: @Shudu.Gram. Esta bellísima modelo fue creada por el fotógrafo inglés Cameron James Wilson en un principio como un simple ejercicio de arte, cuyo objetivo era crear a la mujer más bella que pudiera imaginar. Con rasgos muy marcados, una piel oscura pero radiante y una figura escultural James Wilson creó a la mujer perfecta partiendo de la inspiración de las modelos de su infancia Alek Wek y Grace Jones, pero especialmente en una Barbie llamada «Princesa de Sudáfrica».

Shudu causó sensación en Instagram cuando James Wilson compartió una imagen en la que ella aparecía utilizando un labial de Fenty Beauty y la marca lo compartió creando una gran confusión pues engañó a miles de usuarios que la creyeron real. Con esta confusión atrapó la atención de las masas generando controversia sobre si la creación de modelos virtuales podría destituir a las modelos reales, aunque Wilson ha declarado que no ha sido esa su intención.

Tras todo el furor que causó Shudu, surgió otra instagramer que seguía sus pasos: @LilMiquela. Aunque su diseño tiene rasgos que recuerdan a los sims y no se define como modelo, sino como influencer, ha superado por mucho el éxito de Sudhu con más de un millón de seguidores. Ha sido tan aclamada que hasta la fecha ha sido imagen de marcas como Chanel, Prada, Supreme y Vans.

El éxito de Miquela se debe a que ha roto los límites de la imagen, pues no sólo comparte imágenes con las prendas de las marcas a las que representa, sino que además va creando una historia a través de sus publicaciones, pues comparte fotos con amigos, describe sus viajes, su día y experiencias de cada momento. Pero Miquela ha ido aún más allá de eso, ya que ha lanzado incluso su primer single On my own, donde presume una voz dulce con un carácter virtual.

Con Miquela llegó otro influencer, en este caso masculino, que parece ser creado por el mismo diseñador: Ronnie Blawko. Este modelo sigue los pasos de Miquela, con publicaciones muy parecidas donde habla de sus experiencias y en repetidas ocasiones menciona a «Trevor» como su padre, al igual que lo hace Miquela dando indicios de que él podría ser el creador de ambos influencers. Blawko mantiene el estilo urbano de Miquela, incluso aparecen en varias imágenes juntos presentándose como amigos, pero él lleva un detalle muy característico al cubrir en todas las imágenes su rostro.

El éxito de estos tres instagramers ha creado controversia ya que muchos han señalado que podrían destituir a las modelos reales; sin embargo, la esencia humana de las modelos reales crea un vínculo emocional con las personas imposible de sustituirse con el mundo virtual.

  • Comparte en:

Comments are closed.