Guatemala, el próximo destino que tienes que conocer

En la frontera sur de nuestro país se encuentra Guatemala, una nación que ha sido subestimada a nivel turístico y cultural. La realidad no podría estar más alejada de este pensamiento colectivo que se ha alimentado a lo largo de los años; pues este territorio tiene historia, gastronomía, arquitectura y experiencias únicas para ofrecer.

El clima de Guatemala la mayor parte del año es agradable, se le conoce como la tierra de la eterna primavera debido a sus climas templados y tropicales que se mantienen entre los 25 y 35 grados centígrados. Las agradables condiciones lo convierten en un destino ideal para quienes buscan huir del frío en épocas de invierno.

Para conocer Guatemala tienes que visitar sus zonas arqueológicas, comprender su historia y disfrutar su cocina. Aunque comparten muchos rasgos culturales con los estados del sur de México al ser herederos de la cultura maya, existen diferencias que podrás apreciar a simple vista.

Si quieres hacer un viaje por el tiempo lo ideal es que visites Antigua Guatemala, un centro colonial que guarda siglos de historia que remontan a los tiempos de la Nueva España. Cada una de sus calles empedradas y edificaciones conviven con coloridas fachadas que llaman la atención a primera vista.

Los amantes de la fotografía arquitectónica visitan la Antigua Guatemala para capturar con sus lentes las hermosas construcciones, como el palacio de los capitanes generales, que fuera sede de la Real Audiencia y la Capitanía General del Reino de Guatemala; este es considerado el primer palacio del siglo XVI. Un dato curioso de esta obra arquitectónica de estilo barroco es la cantidad de veces que ha sido restaurada debido a la fuerte actividad sísmica que la zona sufrió siglos atrás.

Actualmente el edificio alberga la secretaría de turismo de la ciudad.

Otro punto que es imprescindible para visitar es el cerro de la Cruz. Aquí se tiene una vista panorámica de la ciudad que podrás admirar mientras disfrutas de las diferentes opciones culinarias de los pobladores.

El Arco de Santa Catalina también es un lugar icónico de la ciudad, fue parte de un convento y hoy en día es un hermoso hotel colonial. Este lugar es ideal para hospedarte si quieres conocer a fondo la ciudad de Antigua Guatemala.

Guatemala no solo cuenta con pueblos coloniales, su diversidad ofrece zonas arqueológicas y paradisíacas como el Remate, Petán; una hermosa laguna que ofrece una atmósfera tranquila que permite a los turistas reencontrarse con la naturaleza.

Muelle de la playa el Remate, lago Petén Itzá 

El lago de Atitlán es considerado uno de los más bellos de América Central, a lo largo de su historia diferentes poblados se asentaron a sus orillas para aprovechar los recursos naturales que este proveía, y cada pueblito tiene su esencia única y diferentes opciones de hospedaje.

Panajachel es la ciudad más grande e importante ubicada a los pies del lago, al ser la principal entrada y salida de este territorio al resto de Guatemala existe una gran variedad de hoteles.

San Pedro la Laguna es el pueblito por excelencia para mochileros, durante las noches existe una gran vida nocturna que muchos extranjeros aprovechan para salir de fiesta con amigos o para conocer gente nueva.

Resguardadas sobre la vegetación selvática de Guatemala se encuentran los vestigios de Tikal, una antigua ciudad maya ubicada en Petén. Durante siglos, los mayas hicieron de este lugar su hogar, al igual que en el sur de México. Esta civilización construyó imponentes centros ceremoniales y observatorios para estudiar el movimientos de los astros.

Otro de las cosas que se deben conocer en Guatemala es su comida. Aunque es muy parecida a la gastronomía mexicana, existen platillos que solamente se preparan en este país. Uno de los más tradicionales es el tapado de mariscos, sopa está hecha a base cocos, por lo que es un platillo dulce que puede ser acompañado con un buen vino. Se acostumbra comer en la zonas costeras.

Los plátanos con mole son un exquisito manjar que combina sabores dulces y que puede ser pedido como entrada, o simple aperitivo a mitad del día.

Los molletes a diferencia de los que conocemos aquí son bolitas de maizena y harina bañadas en miel. Podría considerarse como una versión guatemalteca del pan francés.

Cómo podrás ver, existen tanto similitudes como diferencias culturales con México, las cuales podrás disfrutar cuando llegues a este hermoso país centroamericano. Este destino ha llamado la atención de diferentes viajeros extranjeros por todo lo que ofrece. Estando relativamente cerca de Guatemala, podemos aprovechar nuestras próximas vacaciones para visitarlo.

  • Comparte en:

Comments are closed.