Flat Design, la nueva tendencia que la industria de la moda está adoptando

Todos sabemos que el cambio es un sinónimo de evolución, madurez e incluso de éxito, y las marcas que consumimos lo saben perfectamente. Cada vez es más común abrir nuestras redes sociales y enterarnos de que una de nuestras firmas favoritas cambió su logotipo, renovó su tipografía o cambió su gama cromática.

A lo largo de los últimos años hemos se ha visto una tendencia en el diseño llamada Flat Design, que consiste en minimalizar y estilizar una figura u objeto. Es decir, adiós relieves, adiós tridimensionalidad y hola a lo simple y elegante. Poco a poco marcas de diferentes sectores se han influenciado por esta nueva técnica.

Las marcas necesitan una renovación constante para llegar a una audiencia cada vez más grande. Como diría el dicho «renovarse o morir», y en el mundo de la moda, específicamente, este es un mandamiento casi divino.

Tenemos el ejemplo perfecto de este caso: hace una escasa semana, se dio a conocer el cambio de imagen de la firma francesa fundada por Cristóbal Balenciaga; un diseño mucho más discreto y que no fue muy bien recibido por sus más fieles consumidores.

Imagen: fashionista.com

Y aún contra corriente varias marcas han decidido seguir esta misma tendencia. Como la americana CK que se convirtió en un ícono para toda una generación rompiendo esquemas en sus pasarelas y dándole ese espíritu fashion a la mezclilla y sobre todo a la ropa interior. Su director creativo Raf Simons decidió darle otro giro a la famosa marca regresándola a sus raíces noventeras. El resultado fue tanto amado como odiado.

Imagen: underconsideration.com 

Del otro lado del océano Atlántico, en la capital mundial de la moda, un titán de la alta costura también decidió cambiar, no solo su logo, sino su nombre también. Fundada por el legendario diseñador Yves Saint Laurent; esta casa de la alta moda decidió simplificar más las cosas en aras de la evolución y el cambio. El resultado final, nuevamente, fue un diseño mucho más simple y sencillo; aunque aún hay productos que siguen llevando el icónico logotipo, sabemos que no volverá a ser lo mismo.

Un cambio radical del YSL que conocíamos.

La casa italiana fundada en Milán en 1913 por Mario Prada y heredada por Miuccia, tenía un increíble distintivo con el que denotaba lujo y exclusividad. Su trabajo en la marroquinería era tan bueno que trabajaron para la familia real italiana, lo que catapultó a esta firma al mundo de la alta moda.

Hace algunos años decidieron cambiar su logotipo por algo más sencillo y vaya que lo hicieron.

 

Prada se deshizo de los detalles de su logo, conservando solo su tipografía.

No sería extraño que la próxima vez nos enteremos de un rediseño total en marcas como Louis Vuitton, Gucci, Chanel u otra renombrada firma de moda. El flat design así como la simplificación de estilos es un hito que parece… llegó para quedarse.

  • Comparte en:

Comments are closed.