Experiencia boutique para niños

IMG_9236aDebido a mi trabajo llevo muchos años visitando hermosos hoteles boutique para conocer sus instalaciones y servicio, y de alguna forma poder evaluar la experiencia que ofrecen a sus huéspedes. Normalmente son visitas muy formales que involucran probar su gastronomía, mientras conversamos por varias horas, revisando sus planes de negocio. En ocasiones regreso para conocer sus continuas mejoras y redescubro sus restaurantes, albercas, clínicas spa, etc. Pero siempre son asuntos de trabajo: cosas de grandes como diría mi pequeña hija.

Sin embargo, junto con mi esposa e hija, hace poco realizamos una visita a maravillosos hoteles boutique en plan familiar. Nos dirigimos hacia al centro histórico y colonial de nuestro País. Debo decir que salí de casa pensando que sería muy aburrido para mi hija a quien sólo le interesan los parques de atracciones, las caricaturas y jugar con otros amiguitos. Estaba seguro que sería difícil alojarla en estos hoteles sin molestar a otros clientes. Que no podríamos disfrutar del hotel y que quizá sería mejor esperar a que sea mayor para disfrutar la experiencia boutique en familia.

Me dio mucho gusto comprobar que me equivoqué por completo. No puedo afirmar que todos los que pertenecen a esta categoría son familiares, pues no es así; porque hay algunos diseñados para la completa tranquilidad, para el romance, para el descanso, en fin: “para los grandes”. Pero mucho depende de las instalaciones, las actividades y los servicios del hotel (si este logra proporcionar privacidad para todos sus huéspedes). Sin embargo, sí existen magníficos hoteles que pueden recibir perfectamente a una familia con pequeños, que gusta viajar en un ambiente más exclusivo y personalizado.

IMG_9245aJunto a mi pequeña hija, en este viaje pudimos conocer diversos destinos en México, caminamos por pintorescas calles y plazas en pueblos y ciudades, apreciando sus paisajes, arquitectura y monumentos que guardan sus respectivas historias y leyendas. Disfrutamos de nuestras tradiciones, de presentaciones populares, música en vivo. En muchas ocasiones simplemente nos sentábamos a dejarnos consentir, a observar a las personas, conversar y disfrutar…

La encantadora experiencia de este viaje familiar tuvo mucho que ver con la impecable atención de los hoteles boutique. En más de una ocasión, nuestra hija recibió incluso su propia carta y obsequio de bienvenida. Supieron recibirla como una pequeña huésped, este reconocimiento le llenaba de felicidad y a nosotros como papás también. Tienes que conocer los Hoteles Boutique en ciudades y playas de México, con divertidos servicios y actividades para los pequeños, desde talleres de arte, visitas a museos, noches de película, clases de cocina, hasta excursiones a divertidas granjas.

Vale la pena descubrir en familia la gran variedad de servicios especiales y divertidas experiencias únicas que estos maravillosos Hoteles Boutique de México ofrecen para los pequeños viajeros.

 

  • Comparte en:

Comments are closed.