Entre pedales y ciudades

Es costumbre que los domingos son días con rutas libres de depredadores como; perros, baches, gente y autos en las rutas especiales para pedalear en varias ciudades del mundo. En otras tantas además, nos consienten con rutas permanentes libres de autos y regulaciones viales que benefician y fomentan el uso del saludable y muy popular biciclo.

Pero algunas destacan por encima de todas gracias a su infraestructura, cultura y visión para implementar estrategias dirigidas a reducir índices de contaminación haciéndolas –más que amigables– ideales para implementar el uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo al automóvil. Entre las más destacadas podemos listar a las siguientes urbes:

Copenhague

Dinamarca destaca en la lista. En su capital (que es la ciudad más poblada), uno de cada tres habitantes transita por los 350 kilómetros de carriles seguros para bicicleta, que distribuyen a los “pedaleros” a destinos impresionantes entre pueblos, playas, castillos, parques y museos que existen alrededor. Así que es más probable que al salir a la calle te topes con más ciclistas que automóviles.

Ámsterdam

En la capital de los Países Bajos, cuarenta por ciento de los viajes urbanos se realizan en bicicleta. Cuenta con carriles, señales de tráfico y medidas de seguridad pensadas especialmente para ciclistas. Tiene un sistema público de alquiler de vehículos con estaciones por toda la ciudad, aparcamientos especiales para bicicletas con custodia y adaptaciones al sistema de transporte público que permite trasladarlas en subterráneos y trenes.

 

Contenido Relacionado

¿Vitamin sea? Tienes que ir a La Paz
¡Sal al Sol!

 

Utrecht

Holanda hace el dos-tres en el podio, integrando a la bicicleta en sus rasgos citadinos y es férreo contendiente por el segundo lugar en próximos años. De sus 350 mil habitantes, 25 mil usan la “bici” diariamente para ir al trabajo. Esto se debe a su política de movilidad ecológica que incentiva pedalear, por encima de conducir autos. Por ejemplo; estacionar un auto cuesta tres euros la hora, y el uso de bicicleta y estacionamiento es totalmente gratuito.

Bogotá

Se podrían seguir listando ciudades en Europa, pero el continente americano no se queda atrás. Aquí la lista comienza en Colombia. Por la red de 300 kilómetros de “ciclorrutas”, y su programa de tránsito exclusivo para ciclistas que los bogotanos aprovechan cada fin de semana desde la década de los años setenta, por eso Bogotá se ha ganado el apodo de la “Ámsterdam latinoamericana”.

Montreal

La ciudad canadiense tiene 400 km de vías para ciclistas, quienes pueden llevar su vehículo en la red de transportes de colectivos y trenes con capacidad para transportarlas. Cuenta con las mismas cortesías básicas que otras ciudades de vanguardia como señalamientos, postes para estacionar y semáforos para los cruces de las llamadas “bicisendas”. Además, la comodidad especial de encontrar estaciones para alquilar y cambiar de bicicleta cada 300 metros en promedio.

La bicicleta sigue ganando conductores en todo el mundo, sobre todo en tiempos que debemos pensar en medios ecológicos, salud y calidad de vida. Encontrar momentos para desconectarnos del mundo es necesario, y montarse a pedalear es un vehículo perfecto para acortar el camino de reencuentro con nosotros mismos.

  • Comparte en:

Comments are closed.