El tributo de París para el mundo

La cuna de la moda mundial sabe bien que su historia no se escribió sola. El hacer francés lleva en su ADN momentos e influencias que llegaron del exterior para marcar un antes y un después, por lo que la exposición “Fashion Mix. Moda de aquí, creadores de fuera” rinde un merecido homenaje a esos personajes que, junto a las grandes diseñadores parisinos, firmaron el acta constitutiva de esta palpitante industria.

couture

 

Comenzando con Cristóbal Balenciaga y Paco Rabanne, pasando por un menos conocido pero no menos importante Mariano Fortuny, el estudio analiza a detalle la obra y esencia de modistos extranjeros en el Museo de la Inmigración de París, ayudándose de cerca de un centenar de piezas. Con estos tres primeros ejemplos, se destaca esa “escuela española” cuya mayúscula importancia se recuerda con aquella conclusión que dictara Christian Dior cuando desapareció el vasco Cristóbal: “Era el maestro de todos nosotros”.

 

Isabelle Renard, comisaria de la muestra, dice: “Esta no es una exposición convencional, tratamos de contar la historia de la alta costura a través del prisma de la inmigración. Este sector se sirvió de un caudal de modistos que, desde mediados del siglo XIX alimentaba la alta costura francesa, cuyos nombres abarrotan las salas en un curioso crisol de pasaportes porque la capital de la moda era “una ciudad de libertad.”

couture

 

Junto al marcado agradecimiento a España, se destaca con toda dignidad la presencia de la influencia nipona, italiana, y por supuesto la británica, con la figura de Charles Frederick Worth, el revolucionario que decidió sacar de las sombras el oficio de la costura para engrandecerlo y llevarlo a los altares en los que se veneraba a cualquier creador, a cualquier artista.

 

“Francia es eso, el fruto de la gente que llegó de fuera, que ha contribuido a enriquecer nuestro patrimonio.” La exposición tiene sus puertas abiertas hasta el 31 de mayo de 2015.

  • Comparte en:

Comments are closed.