El slow fashion llega a México

Los efectos negativos del fast fashion en el medio ambiente, la economía y la calidad de vida de las personas que la fabrican han generado como respuesta un nuevo fenómeno que lo contrarreste: el slow fashion. Este movimiento parte de la filosofía de valorar cada prenda a partir de sus materiales, sus métodos de elaboración y el trabajo detrás de ella dando como resultado ropa con una vida útil extendida, que cause el menor impacto ecológico y que asegure el bienestar de aquellos detrás de su realización.

El slow fashion, nacido en 2008, llega a México rescatando técnicas y detalles tradicionales del país y tomando como principal inspiración las culturas indígenas al introducir bordados y simbología característicos de ellas. A partir de esto, se crean diseños que adoptan el pasado pero traducido a la visión del futuro, mientras se concientiza sobre el valor del trabajo de los artesanos mexicanos y se busca mejorar su calidad de vida. Conoce algunas de las marcas que están combatiendo el fast fashion a nivel local para introducirte en la maravillosa tendencia de la moda consciente.

Carla Fernández

La propuesta de Carla Fernández parte del principio de que “la tradición no es estática y la moda no es efímera”. Con base en ello, crea diseños con métodos de fabricación que aseguran su durabilidad y un diseño único. Apoyada de una red de artesanos mexicanos, la firma estudia la indumentaria indígena, sus técnicas, formas y colores para crear prendas inspiradas en las raíces del vestido mexicano.

Sus diseños se realizan con materiales reutilizados, técnicas naturales como teñidos con flores o barro y diferentes métodos artesanales que se adaptan a nuevos diseños. Además, la firma mantiene una colaboración íntima con artesanos con la intención de frenar la extinción de la artesanía mexicana, así como asegurar que sus comunidades puedan vivir dignamente de su trabajo; definiéndose así como una empresa B, es decir, una empresa cuyo éxito se mide por el bienestar de las personas, las sociedades y la naturaleza.

Alejandra Raw

Los diseños de Alejandra Raw parten de lo más primitivo para hablar del futuro. Esta firma busca trabajar con lo esencial: la naturaleza; por ello, las prendas son realizadas con materiales crudos y reutilizados en la búsqueda de reducir la huella ecológica que ha dejado la moda. Los diseños se realizan a partir de cortes simples que se convierten en formas sueltas y se introducen texturas únicas realizadas en telares, así como puntadas hechas a mano. Con ello, se obtiene ropa que revela nuestra naturaleza al estar en armonía con ella.

Someone Somewhere

Este es un proyecto de viajeros, cuyos diseños parten del descubrimiento de nuevos lugares que los ponen en contacto con artesanos mexicanos para impulsar su desarrollo. Partiendo del encuentro con culturas indígenas, crean indumentaria urbana inspirada en figuras icónicas de las comunidades con bordados hechos a mano. Los diseños introducen 4 técnicas de artesanía textil: telar de cintura, telar de chicotillo, bordado y pepenado; gracias a la colaboración de 172 artesanos. Debido a su contacto con las comunidades indígenas, esta firma se certifica, al igual que Carla Fernández, como una empresa B.

Con este y muchos esfuerzos más, México ha comenzado a destacar en su oferta de diseño local y sustentable que poco a poco están cambiando el mundo.

  • Comparte en:

Comments are closed.