El otoño de Ferragamo

Viajar a la Ciudad de México es una aventura que siempre está llena de grandes experiencias, y hacerlo entre colegas que además son tus amigos, lo convierte en algo aún más emocionante, al mismo tiempo, que aligera la pesadez natural de una urbe tan caótica. Pero cuando el principal móvil es descubrir las novedades de una marca de moda, te trasladas con mayor ilusión.

Invitados por Salvatore Ferragamo, tomamos un vuelo relámpago con la finalidad de ir a conocer la nueva colección de esta firma de lujo. Entre risas, deliciosos platillos y amenas pláticas, pasamos 24 horas alejados de nuestras cotidianas responsabilidades laborales, porque asistir a una presentación de este tipo hace que el trabajo se convierta en total diversión.

Con finas atenciones, los representantes de la firma nos dieron la bienvenida. En una interesante charla, explicaron la esencia de esta nueva propuesta para el próximo otoño. La mayor sorpresa y satisfacción fue el hecho de conocer que Massimiliano Giornetti, director creativo de Salvatore Ferragamo, se inspiró en la excentricidad de Frida Kahlo. Es así que las piezas allí exhibidas revelaron la moderna reinterpretación que este talentoso del diseño le dio al exótico mundo alrededor de la pintora. Elegantes artículos, al más puro estilo de la marca italiana, fueron ideados con detalles innovadores y engalanados con animal print de leopardo, glitter, lentejuelas y más.

Este fue el preámbulo para pasar a descubrir que también otra histórica figura del arte, reconocida por sus pinturas abstractas y representante del simultaneismo, Sonia Delaunay, sirvió como fuente de inspiración para que Giornetti concibiera la siguiente temporada como un periodo cargado de dinámica geometría.

Las elegantes prendas tomaron forma con la maestría en técnicas de confección que dominan quienes llevan a cabo esa labor para la marca de lujo. El patchwork es muestra de cómo las formas asimétricas se ensamblan rigurosamente, para envolver con gracia el cuerpo de la mujer. Los imponentes maniquíes estaban vestidos con estas expresivas piezas, concebidas sobre la base de la creatividad.

El recorrido visual de nuestros ojos se detuvo por un momento en los pies de estas inanimadas muñecas, cubiertos por los sorprendentes zapatos de esta colección. Auténticas piezas arquitectónicas cuya construcción seguramente, requirió de un pensamiento propio de la ingeniería; son artículos que sobrepasan su carácter estético, ya que cumplen perfectamente la función para la que fueron creados. De allí que es fácil impresionarse con su estructura y quedarse contemplando su singular belleza.

En el caso de la colección masculina, una profunda investigación que tuvo como punto de partida al artista estadunidense Walton Ford, llevó a Massimiliano Giornetti a concebir productos con un diseño moderno, pero con nostálgicos detalles que hablan del pasado. La experiencia táctil es uno de los mayores logros de esta propuesta, ya que la tecnología aplicada trae como consecuencia refinadas texturas que, además, son útiles para las adversidades climáticas.

Los motivos son variados pero las plumas protagonizan la escena, mientras que la paleta evidentemente otoñal junto con los acabados, evidencian que el hombre Ferragamo es un fiel representante de la sofisticación moderna.

De esta manera, el panorama para los próximos meses se vislumbra elegante, glamoroso, con tintes artísticos, discretamente salvaje, cómodo y lleno de lujo.

  • Comparte en:

Comments are closed.