El Internet de las Cosas, la última frontera de la conectividad

El desarrollo tecnológico de nuestro mundo desafía cualquier predicción del pasado. Julio Verne, Philip K. Dick, Stanley Kubrick e Isaac Asimov plasmaron en su obra visiones futuristas que definieron la ciencia ficción, hoy esas ideas existen, las vivimos cada día y forman parte de nuestra vida.

El “Internet de las Cosas”, un concepto que parece surgido de la ciencia ficción, es la próxima gran revolución tecnológica de nuestro mundo, pero ¿qué significa y qué implicaciones tiene para nuestra vida? La respuesta te dejará sorprendido.

“Internet de las Cosas” es la conexión absoluta de tu entorno contigo, una conexión inteligente que puede abarcar hasta los detalles más insignificantes; por ejemplo, Imagina que tu refrigerador se percate que falta helado en la nevera y, sin que tú intervengas, pueda pedirlo directamente a un proveedor eligiendo tu sabor favorito, decidiendo una marca orgánica y natural.

Pero esta conexión no se restringe a temas superficiales, aplica de igual manera en la medicina o la economía, en donde la toma de decisiones involucrara infinidad de factores y datos derivados de cada acción que tomes. En el caso de la medicina la trascendencia del “Internet de las Cosas” es aún mayor, ya que involucra acciones de vida o muerte.

El factor clave para llegar a esta súper-conectividad es que cada objeto pueda conectarse a internet suministrando su información guardada en chips. Si pensamos que cada objeto a tu alrededor tiene la capacidad de generar datos valiosos y además integrarlos a un descomunal universo de información interconectándose con otros, que a sus vez se conectan a otros y así sucesivamente, podríamos contemplar soluciones integrales a grandes problemas de la vida cotidiana.

Esta tecnología se desarrolla desde hace 30 años y ya se aplica en algunos rubros específicos como el transporte, en donde se pueden obtener cientos de datos con acciones simples o la producción masiva, en donde cada parte de los procesos está vinculada con otras.

Aunque aún falta tiempo para ver el Internet de las Cosas aplicado a nuestra vida cotidiana, Apple y Google cuentan con aplicaciones como Home Kit y Android Home que de forma discreta utilizan este principio.

¿Te imaginas un futuro donde tus gadgets, electrodomésticos y mobiliario te conozcan tan bien como tus amigos más cercanos?

  • Comparte en:

Comments are closed.