El gran espectáculo

066El rush del backstage, un trabajo que toma un tiempo largo para ser una presentación que solo dura unos cuantos minutos; grandes maquinarias que giran alrededor de colecciones que deben salir a la pasarela en las siluetas de mujeres que harán soñar a miles de clientas en el mundo, para dar a conocer las últimas creaciones de las casas de moda más importantes. Los desfiles de moda sirven como medios de promoción que generan ventas millonarias alrededor del orbe.

Estar en primera fila es un lugar que se gana; debes ser editor, comprador o simplemente, celebridad. Ese espacio está reservado especialmente para vender o engalanar el evento y que de esa forma, la marca asegure una mayor exposición en los medios de comunicación. Todo se trata de los flashes y/o de los negocios.

Pero el espectáculo en sí tiene un sentido, y depende del ADN de cada firma o del nivel creativo y el posicionamiento que busca en el mercado. Hoy en día la teatralidad en los desfiles de moda se encuentra un tanto en desuso; solo es empleada por quienes deciden brindar una atmósfera que alimente el espíritu y que no requiere tanto de un simple pase de modelos para asegurar sus ventas y difusión de las prendas. Más aún si consideramos que en nuestra época, frente a la crisis económica mundial, lo más importante es correr con el menor riesgo económico pero vender, vender y vender…

077Claro está que entre las marcas que saben y controlan perfectamente cuántos pedidos pueden lograr, utilizan el show para reafirmar su lado artístico y para usarlo como un complemento que genera esa atmósfera especial que al mismo tiempo, nos toca del lado emocional para hablar sin detenernos de lo que vimos en su presentación y, sobre todo, desearlo.

Ya son muchos los años desde la concepción de los desfiles de moda como tal, desde aquel momento en el que Charles Frederick Worth los ideó como una forma de presentar sus propuestas. Todo ha evolucionado al punto que hoy existe una empresa llamada KCD Production que se encarga de realizar desfiles digitales.

El futuro es incierto, lo que sí sabemos es que la expectativa por estos espectáculos ya no se queda solamente en complacer a los compradores y a los medios, sino también al público masivo del mundo entero que temporada tras temporada, espera esos minutos que le ofrecen el encanto de vivir un gran sueño vía televisión, youtube o mediante cualquier otra herramienta.

El furor por la moda crece cada día más y alcanza a tantos espectadores que firmas como Victoria’s Secret se dan el lujo de producir esos eventos millonarios que han registrado niveles de audiencia extraordinarios. Solo podemos decir que “el show debe continuar”…

[rev_slider blogalamoda2]

Desfile de Jean Paul Gaultier, primavera-verano 2014

  • Comparte en:

Comments are closed.