La sofisticación innata de Sauvage

Definido como un desafío sensorial alimentado por viajes a través del desierto y de aromas de la vida cotidiana, Sauvage de Dior es de nuestras esencias favoritas de la temporada, y una de las mejores opciones para regalar este Día del Padre. Crudo y noble a la vez, François Demachy, su creador, lo pensó para ser una composición rotundamente fresca, con toda la sofisticación innata de la maison francesa.

Sauvage es, entonces, un acto de creación inspirado en grandes espacios abiertos, con una buena dosis de ingredientes naturales seleccionados y mezclados con cuidado extremo, desde la nota de salida que emana del jugoso frescor de la Bergamota del Reggio di Calabria –afrutada, picante y ácida–, hasta la estela poderosamente amaderada del ámbar gris.

El festín olfativo continúa con las suaves notas picantes del elemí, con una mezcla de incienso y resina, y pasa por los granos rosas de pimienta de Sichuan; la lavanda Vaucluse; pachulí de doble destilación; hasta llegar al geranio y al generoso vetiver, que aporta un toque amaderado.

 

Contenido Relacionado

DIOR ESTÁ DE FIESTA
FLORENCIA A TRAVÉS DEL OLFATO

 

Su envase es una forma depurada que reconoce y reivindica los códigos estéticos de Dior. El vidrio es grueso y oscuro, que pasa de opaco a transparente ahumado. Una fina capa plateada a los costados aporta un sutil efecto de espejo, mientras su tapa, negra lacada, lleva imantado el logotipo de Christian Dior.

 

  • Comparte en:

Comments are closed.