Día del padre

Hace ya muchos años que murió mi padre, y a pesar del tiempo transcurrido parece que fue ayer. Fueron tantos los momentos compartidos, las anécdotas de vida, de cariño, de consejos, abrazos y buenos ratos que aún no me conformo con no verlo sentado en su sillón de terciopelo verde oscuro, con su sonrisa y su libro en la mano dispuesto a una buena plática, plática que en ocasiones llegaba hasta altas horas de la madrugada, solo por el placer de estar juntos, por el placer de ser padre e hija.

Y seguramente -como me sucede a mí-, muchas otras personas añoran la invaluable presencia de su padre. Los padres son personajes únicos en nuestras vidas y desafortunadamente en ocasiones cuando los tenemos, no les damos la debida importancia. Están ahí, son parte de nuestro diario vivir y cuando parten nos llega un vacío hasta nuestro más íntimo yo. Es entonces cuando lamentamos el no haber dicho tantas cosas cuando aún nos escuchaban, el no haber tomado sus manos y sentir ese calorcito  que sólo ellos podían darnos y regalarles un “te quiero” que, suponíamos, ya sabían.

daddy
Ahora que se acerca el día del padre vale la pena reflexionar el lugar que nuestro padre ocupa en nuestras vidas, o el papel que tal vez alguno de ustedes esté desempeñando actualmente  como padre, sin olvidar a esas maravillosas madres-padres que han luchado solas por sacar adelante a sus hijos.
Para los que aún tienen la maravillosa fortuna de tener padres: déjenles saber más frecuentemente cuanto los quieren, cuánto aprecian el esfuerzo que han hecho por su bienestar, abrácenlos, e inclúyanlos en sus planes. No hay nada más satisfactorio para ellos que estar en compañía de un hijo o una hija agradecida, y más aún si pueden disfrutar la compañía de sus nietos. Para los que son padres jóvenes y están en proceso de ver crecer a sus hijos, sepan que su esfuerzo vale la pena, que cualquier sacrificio lo verán recompensado en hijos bien educados y personas de bien, ¡disfrútense al máximo y déjense disfrutar!, el tiempo que compartan con sus hijos será sin duda el mejor invertido. Y para esas madres-padres que se esfuerzan doblemente por sacar a sus hijos adelante y realizan un doble papel, un aplauso grande, porque seguramente la vida los dotó de cualidades únicas, doblemente.

Contenido Relacionado

6 ideas para festejar a papá
El viaje de la vida

No se trata de festejar a nuestros padres un día al año, se trata de entender la gran importancia que un padre tiene y reconocerlo diariamente. Un regalo es lo de menos, lo mejor que puedes darle sin duda será un abrazo que sin palabras le diga lo importante de tenerlo en tu vida. Y para los que ya desafortunadamente no lo tenemos, el mejor homenaje será siempre recodarlo con una sonrisa que le llegue hasta la nube donde ahora vive y honrar su memoria con una vida digna.

Por mi parte como diariamente lo digo: ¡GRACIAS PAPÁ! Trataré de llevar tu recuerdo como siempre, como un vestido lleno de luz y alegría que me acompañará a todos lados.

Save

  • Comparte en:

Comments are closed.