DeStyled | PFW2012: Día Tres

Jean Paul Gaultier presentó, hace unas horas, una de las propuestas más coloridas de esta temporada y, aunque el protagonista indiscutible sigue siendo el negro, colores como el azul rey o rojo hicieron su aparición, hasta en las pelucas de las modelos. Pero, como siempre, es casi imposible englobar una colección de JPG bajo una sola bandera. Trajes sastres, un abrigo con obi, un vestido Thierry Mugler-esco, negligés y corsets, todo en diez minutos de pasarela. Mucho que procesar. Sus más de 80 looks lo hacen el diseñador con la oferta de Alta Costura más amplia y, al mismo tiempo, JGP es uno de los pocos que admiten en voz alta lo que está en mente de todos: “La Couture est morte”. Por otro lado, sus creaciones tienen la fortuna de lo suficientemente comerciales para ayudar a prolongar la vida de esta decadente institución por años.

Les quedé debiendo Givenchy de ayer porque, como Ricardo Tisci, diseñador de la maison, ha tomado la costumbre de presentar los diez looks de su colección en una exhibición estilo museo, tuvimos que esperar a que estas fotos fueran publicadas unas largas 24 horas para poder disfrutar de su colección. Y valió la pena la espera. En mi opinión, Tisci acaba de consagrarse como el mejor diseñador de Alta Costura de la actualidad. No sólo son sus conceptos y la mano de obra impecable, intrínseca y delicada; no es sólo la belleza etérea de sus vestidos, ya sean de inspiración punk o mexicana; es la forma en que los presenta, y el hecho de que sólo hace diez, que les da un aura de divinidad y dan a sus espectadores la sensación de estar ante algo verdaderamente único y especial. Su inspiración de esta temporada, un sutil punk, se expresó en piezas de complicadísima elaboración, aretes XXL y una paleta que, para variar, contenía colores oscuros como café e incluso negro.

 

Elie Saab es el hombre del momento en las red carpets del mundo. Y con buena razón. Presentó el día de hoy una colección en colores pasteles, neutrales y blanco, compuesta casi en su totalidad de vestidos dignos de cualquier diva de Hollywood. Los bordados (los miles de bordados) hicieron su habitual aparición; acompañados de vuelos, flores y, adivinaron, transparencias y encaje. El énfasis en la cintura fue estrella y el vestido de novia seguro sacó una lagrimita de emoción a más de una. Sólo queda especular quien se pondrá alguna de sus creaciones para los próximos Oscar, el 26 de febrero.

Para cerrar con broche de oro, Valentino, a cargo de Maria Grazia Chiuri y Pier Paolo Piccioli. ¿Qué puedo decir, sino faldas en corte A hasta el suelo? Una gama de colores pasteles, blanco y estampados florales en vestidos y faldas fue la propuesta de estos diseñadores. Una colección que, en mi opinión, tenía mucho de Pret-a-Porter y de dulzura. Siguiendo la línea de sus colecciones anteriores, Maria y Pier no son de los que se arriesgan y, a decir verdad, esta técnica parece funcionarles. Nos proponen una primavera que tiene algo de romántica, de campirana y un toque de victoriana.

¿Semana de alta costura? Son tres días, que no inventen. Pero en fin, peor es nada. ¡Nos vemos pronto!

  • Comparte en:

Comments are closed.