DeStyled | Las Grandes Maisons Se Renuevan

Es época de cambios. Los planetas se alinearon y, por azares del destino, en los últimos años, muchas las grandes casas de moda del mundo han renovado, o están en proceso de renovar a su director creativo; lo que se traduce en una oleada de nuevos talentos. A continuación, las nuevas caras traídas por las viejas marcas, en su infinito intento por mantenerse frescas.

Olivier Rousteing en Balmain

El niño prodigio. Con tan solo 25 años, Olivier ya es de los nuevos consentidos de la industria. Si hay algo que amamos es una cara joven, extremadamente talentosa y que lidere una de las casas de moda más importantes del mundo. Al pensar en su historia, no puedo evitar ver el paralelismo con Yves Saint Laurent, de hace casi medio siglo, en Dior.

Olivier entró a Balmain apenas en 2009 y, previamente, era prácticamente desconocido. A pesar de su corta edad y poco tiempo de experiencia con la marca, Rousteing lidera ahora una de las casas con mayor tradición de Francia.

Hedi Slimane en Yves Saint Laurent

La repentina partida de Stefano Pilati de la cabeza de Yves Saint Laurent cae como sorpresa. Sin embargo, su reemplazo estaba listo a recibir la batuta casi de inmediato. Hedi Slimane no es precisamente una cara nueva, pero si es una brisa de aire fresco después de los 8 años de Pilati en YSL.

Slimane estuvo a cargo de Dior Homme del 2000 al 2007, y, no es extraño a la marca que ahora lidera pues, en el 96, estuvo a cargo de las colecciones masculinas de la misma. Por lo pronto, esperamos ansiosos a que llegue Julio para ver la primera colección femenina del diseñador, durante nada menos que la semana de la alta costura en París.

Sarah Burton en Alexander McQueen

McQueen no es precisamente una maison de tradición, pero si es una de las marcas más importantes de los últimos tiempos. El inesperado suicidio del diseñador hace un par de años, dejó a la cabeza de su marca a la que, en vida, fuera su mano derecha. Sarah Burton ha sabido florecer bajo el nombre de su antiguo maestro y, al mismo tiempo, mantenerlo en alto, haciéndolo evolucionar y crecer. Ha conservado el ADN esencial de irreverencia que caracterizaba las colecciones del británico, pero les ha agregado su personal toque de luz, el cual se ha probado indispensable para mantener la relevancia y frescura de la marca.

¿? en Christian Dior

El mayor misterio que intriga al mundo de la moda, desde la infame partida de John Galliano de más alto mando de Dior, ha sido la incertidumbre de la sucesión de una de las dos maisones de alta costura más importantes de Paris (la otra es, por supuesto, Chanel). Se han barajeado incontables opciones: Raf Simons, Christopher Kane, Marc Jacobs y, más recientemente, Haider Ackermann. Hasta el momento, el que fuese asistente de Galliano en su tiempo en Dior, Bill Gaytten, ha mantenido a flote el barco, entregando colecciones que, aunque aceptables, no han caído de maravilla con la mayoría de los editores. La pérdida del genio de Galliano sobre las pasarelas fue un golpe muy fuerte para todos. Uno que lleva a la inevitable comparación de cualquiera que intente llenar sus zapatos.

  • Comparte en:

Comments are closed.