DECRETA TU 2017

Tuve un maravilloso cierre de 2016 con la familia y novio en Tapalpa. No sé si eres de las mías, pero desde que agarramos carretera y empiezo a ver los cerros, el cielo, los árboles, los pájaros, hasta las vacas… mi mente entra a otro estado, en el que no hay más de qué preocuparse, y disfruto de sentir esa tranquilidad en mi interior.

La mañana del 1° de enero, después de celebrar la noche del 31 y de decretar juntos lo que esperamos para el 2017. salí de la cabaña y me puse a practicar un ratito las paradas de manos que tanto me dan, o me atrevo a decir me daban, miedo. Mágicamente, después de varios intentos y sin esperarlo, ¡lo logré! Una parada estable, respirando, sintiéndome fuerte por unos 10 segundos.  Llevo cerca de cinco años practicando yoga y de repente, sin más, simplemente sucedió. ¡Me da la impresión de que 2017 será un gran año, lleno de fuerza y determinación!

Luego me siento un rato a dar gracias entre los pinos, las ardillas y el frío del bosque… pienso en aquellas cosas que quedaron inconclusas, pero sobre todo en todas las que quiero manifestar.

meditation-women-ll

Y tú, ¿ya te diste el tiempo para decretar tus intenciones? Si no, hazme caso y sigue leyendo…

Toma un tiempo en la mañana, antes de que todos despierten o después de salir de tu trabajo, en un espacio que sepas que puedes estar en silencio, que esté cómodo y limpio. Siéntate cómodamente y con tus ojos cerrados, respiración tranquila y continua, comienza a hacer un recuento de aquellas cosas significativas que viviste en 2016, dale gracias a cada  uno de los logros, las fallas, las alegrías, tristezas  y hasta aquello que no pudiste concluir, por falta de tiempo, falta de organización, por miedo o lo que sea que te provoque esa situación.

Luego de dar gracias, con determinación y compasión, piensa en aquellos sueños (no tienen que ser 12, pero sí medibles y con acciones concretas) que quieres ver manifestados en 2017 y escríbelos en tu diario, o en un pizarrón que tengas; ponlo en un espacio que sepas que será más probable que lo veas continuamente, para que puedas hacer tus evaluaciones continuas durante el año de tomar al menos UNA acción diaria para encaminarte a manifestar tus deseos del corazón. Recuerda que no basta con pedirle al Universo o a Dios, pero sí de ser realista con tus limitantes. Tal vez tu máximo sueño en la vida es ser un artista y tienes un trabajo de oficina que no te satisface, pero en el que es necesario permanecer “temporalmente” para subsistir. ¿Por qué no empezar a formarte en talleres de actuación? A esto me refiero con “una acción diaria”, ¡recuerda que una cosa te lleva a la otra! ¡Que el miedo no te detenga!

Contenido Relacionado

Mujer… ¡ámate!
3 posturas yogui por si la pasas todo el día de pie

Verás cómo, cuando eres congruente con tu corazón, el Universo comienza a responder a tu mando. ¡Decrétalo! No lo tienes que compartir si no lo sientes, pero sí quererlo y sentirlo como tuyo.

¡Feliz 2017!

 

  • Comparte en:

Comments are closed.