Cuidados para tu piel durante el cambio de estación

 

Una rutina intensiva ayudará a prevenir los daños causados por el cambio de clima.

Los cambios drásticos de clima, las bajas temperaturas y las condiciones meteorológicas asociadas a la estación invernal suelen tener un impacto negativo en tu piel, por lo que en esta temporada es común padecer de resequedad en los labios, el rostro o las manos. Lo anterior sucede porque el viento frío evapora las fibras de elastina, lo que se traduce en resequedad, falta de movilidad en la piel y, mayores riesgos de aparición de arrugas y líneas de expresión.

Es durante esta temporada cuando es especialmente importante ser cuidadosos con nuestra rutina de piel. Recuerda que la dermis es el órgano más grande del cuerpo humano y también uno de los más importantes. Para consentirla y prevenir su deterioro durante los cambios de estación sigue estos sencillos consejos.

 

Contenido Relacionado

CUIDA TU PIEL CON CLARINS
AGUACATE ¡PARA TODO!

 

Bálsamo y crema hidratante
Los cambios constantes en la humedad, la luz y el viento provocan daños visibles en tu piel, para contrarrestarlos este combo será tu mejor aliado. Durante esta época no puedes olvidar tu rutina de rostro: aplica tu crema de día antes de tu maquillaje, carga contigo una crema humectante para manos que puedas usar durante el día y utiliza el producto adecuado antes de ir a dormir. También es recomendable utilizar productos especiales para tratar el contorno de ojos.

Cuida tu alimentación
Algo que pocos saben es que las corrientes de viento frío, comunes durante el cambio de estación, evaporan la elastina, que dota de movilidad y elasticidad a tu piel. Para compensar esta pérdida es importante consumir productos ricos en vitamina C, colágeno y antioxidantes, que le ayudarán a tu piel a potenciar su capacidad regeneradora y a combatir los radicales libres, también en gran parte culpables del deterioro.

Aplica mascarillas una vez por semana
Aunque su uso es recomendable durante todo el año, en esta temporada es primordial mantenerlas en tu rutina. Actualmente hay una oferta muy variada de ellas, las más recomendables para el invierno son las que incluyan ingredientes extra-hidratantes y refrescantes como el aguacate, el aceite de coco y nueces o la papaya.

Bebe mucha agua
Algo que pocos saben es que la exposición al clima frío deshidrata tu piel tanto o más que el caluroso. Además, quizás por la baja temperatura puede ser fácil olvidarse de beber dos litros de agua diarios. Lo más recomendable es cargar siempre con un recipiente y mantenerlo contigo, para recordar mantenerte hidratada.

  • Comparte en:

Comments are closed.