Con broche de oro

tonica, jazz, festival jazz, guadalajara, andaresEl Teatro Degollado fue testigo una vez más de un concierto de jazz de esos que te ponen la piel chinita, de esos que tuvimos la oportunidad de vivir varias veces en el marco del Encuentro de Jazz en Jalisco, Tónica Festival.

Esta vez, quien fue el responsable de estremecer a los tapatíos fue Miguel Zenón, puertorriqueño que presentación con presentación decide compartir el escenario con otros tres grandes músicos: Luis Perdomo en el piano, Hans Glawischnig en el bajo y Henry Cole en la batería.

Con temas como Las identidades son cambiables, Perdón y La misma lucha, demostró su destreza, habilidad y talento, tanto para la composición como para la ejecución de la música. El éxtasis de todos los asistentes vino al escuchar la versión personal de Perfume de gardenias pues fue la cúspide de la presentación, robándole la ovación al público. El momento era perfecto para rendir homenaje al recién fallecido Charlie Haden.

El también maestro del Seminario Internacional de Jazz, se retiró del que fue el último concierto de gala del Tónica Festival 2014 en el Teatro Degollado, recordándoles a los jóvenes que la carrera de músicos no es fácil, que hay que tener paciencia y confiar en su trabajo pero trabajar fuerte.

  • Comparte en:

Comments are closed.