Cómo vivir zero waste

Hacer un mundo mejor nos beneficia a todos. Se calcula que la persona promedio genera un kilo de basura cada día, lo que termina impactando negativamente a nuestro entorno. Cambiar nuestras acciones y vivir una filosofía zero waste es cada vez más sencillo. Si estás lista para cambiar, te dejamos cinco sencillas acciones que puedes realizar en tu día a día.

Evita las envolturas

El plástico es uno de los elementos que más está dañando a nuestro planeta.  Lleva tus propias bolsas de tela al ir al supermercado, no solo para guardar todas tus compras, sino, también, para evitar usar bolsas de plástico al guardar verduras y granos. También evita comprar cosas empacadas y opta por artículos a granel, cada año se tiran a la basura más de 13 millones de toneladas de plástico simplemente en envolturas y desechables

Planea tus comidas

Se estima que entre el 20 y el 40% de la comida que se compra se tira; para evitar esto, ve con una lista bien definida de ingredientes y cantidades que necesitas, así no solo evitas el desperdicio, sino que también ahorrarás dinero que usualmente gastarías en compras innecesarias.

Di sí a las plantas

Comer saludable y ayudar al planeta vienen de la mano. Haz el cambio a hacer una comida vegetariana al día, el aumento de deliciosos y frescos ingredientes en tu plato te ayudarán a sentirte mejor y evitarás el impacto ecológico que viene de los alimentos de producto animal.

Busca productos sin empaques

La industria de la belleza es una de las más contaminantes, y gran parte tiene que ver con la cantidad de basura que se genera con los empaques de los productos. El ir por marcas como Lush o Kiehl’s, que tienen productos sin empaque o que tienen programas de reciclaje, es una gran opción para ayudar al planeta sin esfuerzo.

Haz el cambio a digital

¿Te has puesto a pensar en la cantidad de papel que se gasta en una oficina? Las herramientas digitales nos permiten mantener nuestra agenda organizada sin tener que gastar en recursos. Toma notas en tu computadora, haz un calendario digital y comunícate con tus compañeros por correo electrónico en lugar de notas físicas, el cambio es fácil y el impacto en tu organización será invaluable.

Hacer el cambio a un estilo de vida libre de desechos es sencillo y requiere simplemente un poco de disciplina, preparación y hábito, y recordar que si todos ponemos un poco de nuestra parte, el cambio será notorio.

  • Comparte en:

Comments are closed.