Cómo salir de tu zona de confort

Empieza el año. Todos esperamos que el 2016 nos traiga cosas buenas, alegrías, y yo pondría en primer lugar salud, porque definitivamente es lo más importante. Los buenos deseos se multiplican, los abrazos se repiten y estamos en la mejor disposición de cumplir nuestros propósitos. ¡Ah!, porque eso sí, nuestra lista de propósitos nunca falta, aunque al final del año nos demos cuenta que, la mayoría, no los cumplimos. No es necesario tener grandes propósitos, podemos ir un paso a la vez, sin dejar de avanzar. Así es como se realizan las grandes metas, un paso a la vez, pero constante.

Sería un buen acierto, tener un momento de soledad, un momento íntimo con nosotros mismos y preguntarnos, ¿qué me hizo crecer en el 2015? ¿Qué tanto caminé, construí o destruí? Cuestionarnos si estamos satisfechos, si vamos bien o si es momento de hacer un alto en el camino y corregir el rumbo. ¿Qué tanto de lo hecho en 2015 quiero llevarme al 2016? Eso solo nosotros mismos podemos responder y vale la pena intentarlo.

4d15040d7f56c8308e8d979d5f713036

Tal vez hemos estado demasiado bien instalados en nuestra zona de confort, haciendo siempre lo mismo y, por lógica, recibiendo lo mismo. Hagamos algo que nos transforme, que nos mejore, salir de tu zona de confort puede cambiar tu vida. Estamos cómodos con lo que hacemos pero preguntémonos qué pasaría si tratáramos de mejorar en eso que estamos haciendo. Cambiar rutinas, intentar cosas nuevas, modernizarnos, ampliar el negocio, buscar uno nuevo, un viaje, una aventura… eso que no nos atrevemos y creemos que está fuera de nuestro alcance. No hay nada más erróneo que pensar: “esto no es para mí”, “nunca voy a poder comprarlo”, “necesito invertir mucho y no voy a poder”. Así nos ponemos pretextos para seguir instalados en donde estamos. Vale la pena tratar aún con pequeños cambios, aunque recuerda que existe la magia de pensar en grande, y no cuesta nada preguntarnos “¿y por qué no? ”.

La vida nos brinda la oportunidad de disfrutarla día a día, ¡no permitamos que este año se nos pase sin al menos haber intentado algo nuevo!, se puede y más aún, se debe.
Aprovechemos la maravillosa dicha de estar aquí y ahora, si lo hacemos seguramente nuestro balance de fin de año, saldrá positivo, y nos llenará de satisfacción el poder decir “lo intenté y lo logré!”.

Yo espero cumplir eso que por tanto tiempo he deseado, ¡terminar de escribir mi libro! Espero queridos lectores que al final de año, pueda decirles: ¡LO LOGRE!

¡Feliz 2016! ¡Mucha salud y muchas alegrías!

  • Comparte en:

Comments are closed.