Cómo llevar los pantalones de la temporada

Como la moda es cíclica y lo viejo siempre vuelve, ha regresado a marcar tendencia esa prenda que habías prometido nunca volver a usar, pero en versiones más modernas: los pantalones acampanados. Este clásico de los sesentas ha vuelto para marcar tendencia este verano. Si bien venía preparando su camino desde el 2015, durante esta temporada se ha colocado como el favorito destituyendo a los entubados.

A pesar de estar en tendencia, este tipo de jeans pueden ser un tanto complicados a la hora de combinar y de seleccionar el mejor para ti. El éxito de tu look dependerá de varios factores y reglas que debes aprender para llevar los pantalones acampanados de manera adecuada.

Lo primero que debes de cuidar es el largo, pues el corte de estos pantalones tiene el objetivo de estilizar y alargar la figura, pero de llevarlos con un largo incorrecto el efecto puede ser el contrario. Para evitarlo debes procurar siempre que te cubran los zapatos y estén prácticamente rozando el suelo.

Para mantener este efecto de alargar y estilizar, lo preferible es elegir pantalones a la cintura o media cintura y llevarlo con la parte superior siempre fajada, especialmente si se trata de camisas. Por otro lado, si tienes una figura muy delgada, puedes optar por los acampanados a la cintura y acompañarlos con un crop top.

Jeans ZW premium skinny flare revolve de Zara.

En lo correspondiente a los accesorios, puedes acompañarlos con detalles con los que terminar de crear el estilo de los setenta como pañuelos estampados o cinturones finos de cuero y con hebilla. Hablando de zapatos, los tacones van definitivamente ligados a los pantalones acampanados; ya sea con plataformas, botines de tacón, zapatos de salón de punta o cuñas, combinar los acampanados con tacones crea un efecto increíble en la figura de toda mujer.

Ya que tocamos el tema de la figura, hay que aclarar que hay diferentes tipos de acampanados y que cada uno resalta detalles de cada cuerpo, por lo que seleccionar el que mejor vaya contigo es esencial para usarlos. El clásico y más conocido por todos es el bell-bottom; ceñido de la cadera a la rodilla desde donde se abre en forma flaned, equilibra las caderas prominentes haciéndolo ideal para las mujeres con cuerpo de reloj de arena, las curvy o aquellas con figura tipo pera.

 

 

Pantalón efecto corsé de Adolfo Domínguez.

Otra opción son los acampanados tipo palazzo que, a cambio de los clásicos de mezclilla, usan telas sedosas, holgadas y plisadas con cortes muy amplios que crean mucho movimiento y son fluidos. Este tipo de pantalones quedan increíbles con cuerpos tipo tomboy (sin curvas) o con forma de triángulo invertido.

Por último, quedan los acampanados tipo pata de elefante o los wide-leg rectos; si bien ambos son muy parecidos, los segundos son menos anchos que los de pata de elefante. Ambos son rectos y anchos desde la cadera hasta el tobillo y son los mejores aliados de las mujeres con figura de tomboy o de reloj de arena pues ocultan las imperfecciones, aunque quedan con todo tipo de figura.

Altered wide-leg de Levi’s.

  • Comparte en:

Comments are closed.