Colorido Playground Tejido

A mediados de la década de los 90s, la artista Toshiko Horiuchi MacAdam, de origen japonés, estaba mostrando una obra de arte hecha de ganchillo, de gran escala en una galería cuando dos niños se le acercaron y le preguntaron si la escultura, parecida a una colorida hamaca, podría ser escalada. Ella nerviosamente estuvo de acuerdo y observó con cautela que su obra suspendida en el aire se retorcía y se estiraba cuando los niños se subían encima de ella. De repente nació una idea. Casi tres años después MacAdam abriría su primer gran zona de juegos hecha totalmente de ganchillo, en conjunto con TIS & Partners y los arquitectos paisajistas de Takano Landscape Planning.

[widgetkit id=2542]

 

  • Comparte en:

Comments are closed.