Beneficios de la naturaleza que ayudará a tu rostro a lucir más joven.

Todas llevamos un ritmo de vida un poco acelerado, lo cual nos fatiga y puede acelerar el envejecimiento de nuestra piel. Es por eso que aplicar una mascarilla casera de 2 a 4 veces a la semana nos ayudará a lucir radiantes, mantener fresca e hidratada nuestra piel y prevenir arrugas.

Antes de aplicarla hay que limpiar bien nuestra cara, enseguida haremos nuestra mascarilla, lo ideal es hacer la cantidad justa, en caso de que sobre la guardaremos en el refrigerador.

Cuando la apliquemos es importante considerar el contorno de ojos, ya que es un área muy sensible y fina hay que evitar esta zona durante el tratamiento, empleando una crema o un sérum específico en esta área.

Ingredientes:

  • Arcilla verde
  • 1 cucharada de miel
  • Agua (para piel grasa), leche o aceite de jojoba (si tu piel es muy seca)

Mezclamos dos partes de líquido por una de arcilla, agregamos un poco de miel y aplicamos a nuestro rostro.

la dejamos actuar 15 minutos y limpiamos con un trapo tibio y húmedo.

Si la arcilla se siente seca agregamos un poco de líquido.

Esta mascarilla nos ayudará a purificar nuestra piel y hacerla lucir fresca.

Mascarilla de avena y miel.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de avena bien molida
  • 1 cucharada de yogurt orgánico natural
  • Unas gotas de miel de abeja

Mezclamos bien todos los ingredientes, aplicamos la mascarilla por 10 minutos y enjuagamos con abundante agua tibia.

Al finalizar limpiamos con una toalla húmeda tibia y nos ponemos nuestra crema hidratante.

Al ser constantes, lograremos una piel más lisa y suave.

Mascarilla de cocoa y café

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cocoa en polvo
  • 1 cucharada de granos de café bien molidos
  • 8 cucharadas de algún producto lácteo como leche entere, de almendra, de soya o yogurt.
  • 2 cucharadas de miel (para piel seca) o de jugo de limón (para piel grasosa)

Mezclamos todos los ingredientes hasta formar una masa y agregamos las cucharadas de miel o jugo de limón. la aplicamos sobre nuestra piel y dejamos que seque.

después de 15 minutos retiramos con una toalla húmeda.

La cocoa y el café en una mascarilla proporcionan antioxidantes que ayudan a suavizar y prevenir las arrugas.

A pesar de tantas marcas especializadas en el cuidado de nuestro rostro, no hay como la naturaleza para darle el tratamiento y cuidado que nuestra piel merece, brindándonos los mejores beneficios para lucir una piel joven.

  • Comparte en:

Comments are closed.