Bar Luce, el nuevo proyecto de Wes Anderson

Prada y Wes Anderson han demostrado ser el matrimonio perfecto entre moda y kitsch. Ambos comparten una obsesión por los colores pasteles y las siluetas de décadas pasadas, también se caracterizan por tener un sentido del humor muy particular.

Prada tiene una historia de apoyar las artes y el cine, sus campañas -en su mayoría dirigidas por el famoso y controversial fotógrafo Steven Meisel- están más cercanas a colgar en un museo de arte moderno que a pertenecer a las desabridas campañas que la mayoría de las marcas hacen. A través de su Fondazione Prada apoya el trabajo de artistas, sin importar si trabajan con un pincel o una cámara de cine (y todo lo que hay en medio).

En su nuevo esfuerzo por hacer su edificio mucho más accesible, Prada une fuerzas con Wes Anderson para crear Cafe Luce. Un delicado espacio en donde cualquiera que esté en Milán puede disfrutar de un café y un croissant en un lugar donde cada rincón parece sacado del set de una película. El rosa palo y los paneles de madera contrastan con los muebles de fórmica en colores pastel hacen alusión a los clásicos cafés italianos de los años 50 y 60. Los fanáticos del director encontrarán referencias a otras de sus películas, como una mesa de juegos inspirada en “La vida acuática con Steve Sizzou”, o el decorado interior que recuerda a su última y premiada película “El Gran Hotel Budapest”.

Anderson menciona que “es un lugar para la vida real, sí, podría ser usado para el set de una película, pero a mi me parece un mejor lugar para escribir una película”, y menciona que cada detalle está pensado para inspirar y deleitar a cualquiera que decida pasar un tiempo en este bello y kitsch establecimiento en Milán.

 

 

 

  • Comparte en:

Comments are closed.